Semana 23 del embarazo

Semana 23 del embarazo

Peso: 420- 610Gramos Tamaño: 23,4- 30cm Circunferencia de la cabeza: 180- 218mm Circunferencia del pecho: 172mm Longitud del fémur: 38mm Para dormir mejor, prueba con música relajante, baños calientes, o infusiones.

Los ojos de tu bebé ya se han formado prácticamente por completo, pero todavía su iris no tiene un color determinado. Algunos bebés, no tienen el color definitivo hasta pasado el año de vida. Las uñas han crecido y no deja de hacer movimientos con sus manos y brazos. A veces notarás como se encoge ante un sonido determinado, ¡está lleno de vida! De hecho, si el bebé naciera ahora es muy posible que sobreviviera, eso sí, con cuidados especiales.

Tu útero sigue creciendo, aproximadamente se encuentra unos cuatro centímetros por encima de tu ombligo. Por eso notarás cada vez más molestias cuando estés sentada, o al desplazarte, pues los pulmones suben para adaptarse al crecimiento del bebé y te provocarán una cierta opresión. A la hora de dormir, los médicos aconsejan además dormir de lado, para que el flujo sanguíneo a la placenta no se vea restringido. Y mejor el lado izquierdo que el derecho, debido a la localización de la vena cava que va hacia el corazón y que puede resultar oprimida.

 

Artículos relacionados embarazo

Hacer reposo durante varios días –semanas, o incluso meses– de tu embarazo no es nada fácil. Si bien al principio puede que te entusiasme la perspectiva del descanso y del tiempo libre para leer y ver películas, lo cierto es que con el correr de los días sobrevienen sensaciones mucho menos agradables. Sin embargo, no es lo mismo una indicación de reposo absoluto que una más moderada que implique un reposo relativo. ¿En qué consiste cada una y qué puedes hacer según lo que te haya indicado el médico?
La noticia de que estás embarazada suele suponer una gran alegría, pero casi en el mismo momento en que lo confirmas lo habitual es que empieces a tener centenares de dudas.
Todo lo que ingerimos durante el embarazo acaba afectando al desarrollo de nuestro bebé, por lo que vigilar nuestra dieta resulta esencial a la hora de garantizar una gestación sin complicaciones.
Es una sensación muy angustiosa que les toca atravesar a muchas mujeres en algún momento de su embarazo: el mirarse al espejo y no reconocer la imagen que se refleja. El aumento de peso, los cambios en la piel, los incómodos síntomas, sumados al estrés y las preocupaciones por la futura maternidad, todo ello puede afectarnos más de lo que imaginamos.
¿Por qué será que tantas mujeres en el embarazo se quejan de distracción o de falta de memoria? ¿Será que estamos enamoradas del bebé por venir? ¿Existe alguna relación específica entre el embarazo y la mala memoria? Por curioso que pueda parecer, en efecto es así: hay una condición conocida como amnesia del embarazo que es uno de los tantos síntomas que puedes llegar a manifestar. Los británicos la llaman mumnesia (mamámnesia).

Todas las semanas

Permitir cookies