Semana 35 del embarazo

Semana 35 del embarazo

Peso: 1.900- 2.550Gramos Tamaño: 36,9- 48,5cm Circunferencia de la cabeza: 290- 348mm Circunferencia del pecho: 307mm Longitud del fémur: 66mm La rotura de la bolsa amniótica puede ocurrir en cualquier momento del embarazo. Avis a tu médico, en este caso.

El bebé se va colocando y presiona la pelvis, así que las molestias irán en aumento, al igual que los calambres. Recuerda que un buen consejo es estirar bien las piernas y ponerlas en alto, sobre todo al dormir. Como consecuencia de los últimos estirones de la piel, a veces el ombligo tiende a sobresalir… Evita la ropa ceñida si no quieres que te lo noten. Y no te preocupes, que no se te va a quedar así. La vejiga también soporta una gran presión durante el embarazo, lo que provoca una necesidad de micción más continua.

 

Recuerda que la rotura de la bolsa amniótica puede ocurrir en cualquier momento del embarazo. Cuando esto sucede, sale líquido amniótico, seguido de una filtración de pequeñas cantidades de líquido. Si rompes aguas, díselo a tu médico inmediatamente. Evita las relaciones sexuales, ya que aumentarían la probabilidad de infección en el bebé. Aunque el líquido amniótico es generalmente claro y acuoso, a veces puede aparecer sanguinolento, amarillo o verde.

 

 

Artículos relacionados embarazo

La próxima llegada de un bebé al mundo es una de las noticias que más nos alegraremos de dar. Y como el anuncio de un embarazo se da pocas veces en la vida, hacerlo de forma original, divertida y tierna siempre es buena idea.
Hemos visto que existen determinadas técnicas naturales que, se dice, pueden ayudar a desencadenar el trabajo de parto. Si estás desesperada porque tu bebé nazca de una vez por todas, si ya tus familiares y –peor aún- tu médico, te asustan con historias de embarazos que se salieron de cuentas, o el fantasma de una cesárea comienza a rondar por tu cabeza, puedes tratar de relajarte y de implementar estos trucos para acelerar el parto.
Diciembre es un mes mágico donde revivimos año tras año la alegría de las festividades, los reencuentros con la familia y los brindis con los compañeros de trabajo. Sin embargo, como las fiestas de fin de año se prestan a los excesos, si estás embarazada has de poner especial atención en continuar cuidándote como siempre.
Una de las preguntas clásicas de las futuras mamás durante el embarazo es la de “¿puedo tomar café o té estando embarazada?”. Hoy queremos arrojar un poco de luz ante esta eterna cuestión, ya que no hay respuestas en blanco o negro. Como en casi todo lo relacionado con la alimentación durante el embarazo, la clave está en el equilibrio, la mesura y el sentido común.
Cuando una mujer se entera de que pronto se convertirá en madre, todos los vínculos con las personas de su entorno se transforman. La relación con su propia madre –futura abuela del bebé- no es la excepción. Veamos cómo el embarazo –y más aún, el nacimiento del bebé- puede cambiar la dinámica de la relación entre madre e hija, que no siempre es sencilla.

Todas las semanas

Permitir cookies