Semana 9 del embarazo

Semana 9 del embarazo

Peso: 11- 30Gramos Tamaño: 1- 3cm Es buen momento para tu primera visita prenatal.

A estas alturas, ya pueden detectarse las ondas cerebrales en tu bebé, indicador de su actividad. En su cuerpo, las articulaciones se están desarrollando y en una imagen ya puedes apreciar sus rodillas, tobillos y muñecas, además claro está de sus pies y manos que todavía están en formación. Poco a poco va abandonando la forma tan curva que le caracterizaba en un principio y su columna vertebral se torna más recta. Todavía sigues sin poder apreciar su sexo, pero ya puede aparecer una protuberancia, que se denomina tubérculo genital, que más adelante dará lugar a las gónadas sexuales femeninas o masculinas según sea el caso. En su rostro puedes distinguir perfectamente sus ojos, sus párpados –que no se despegarán hasta mucho más adelante- y, por supuesto, su boca, que ya comienza a abrir. Su esqueleto ha comenzado a osificarse y las costillas se desarrollan para proteger sus diminutos órganos internos.

 

En una ecografía podrías ver cómo se mueve sin parar y cómo agita sus extremidades. En cuanto a ti, es un buen momento para ir al médico y que te abra una historia clínica que permita hacer un seguimiento más exhaustivo del embarazo. En las primera visitas te realizan pruebas de sangre y orina para analizar cualquier posible alteración de los parámetros. Además, te tomarán la tensión, te pesarán y preguntarán acerca de los antecedentes familiares con el objetivo de preveer cualquier tipo de complicación.

Artículos relacionados embarazo

Es frecuente idealizar la maternidad durante el embarazo. Nos vemos siguiendo los consejos de vecinas, amigas, familiares y expertos y acabamos haciéndonos a la idea de que todo va a ir sobre ruedas. El problema es que la realidad seguramente nos llevará la contraria porque lo cierto es que ser mamá no es sencillo. Por supuesto que disfrutaremos de ello, pero no hay nada de malo en saber que no todo será de color de rosa. No se trata de ser pesimistas sino de ser conscientes de algunas verdades que de todas formas las madres descubren por si mismas durante el primer año del bebé.
El cérvix, o cuello del útero, cumple una función muy importante durante el embarazo. Debe mantenerse cerrado, sosteniendo el saco amniótico donde crece el bebé, y solamente ablandarse, acortarse e irse abriendo al acercarse el momento del parto. Sin embargo, en algunas mujeres se da lo que se conoce como incompetencia cervical: un cuello del útero demasiado débil que se abre varios meses antes de la fecha probable de parto, debido al peso del feto. Para ellas existe el procedimiento llamado cerclaje uterino.
Ningún estudio de los que se realizan durante el embarazo tiene ese costado tan participativo como la ecografía. Nadie se preguntaría si su madre, su padre, sus primos y la abuelita que vino del campo pueden acompañarla a realizarse la prueba de glucosa o a medirse la tensión arterial, pero la ecografía a veces es percibida como un acontecimiento que excede lo médico para convertirse en un momento afectuoso y social. Pero, ¿cuál es la verdadera función de una ecografía?
No todas las mujeres saben cómo usar prueba de embarazo y si es tu caso, te invitamos a que sigas leyendo este artículo. Queremos compartir contigo la forma correcta para hacerlo y que te asegures si estás o no estás embarazada.
Entre un 15 y un 20% de embarazos no llegan a término en mujeres jóvenes, cifra que sube a un 40% en mujeres mayores de 40 años. El aborto es uno de los temas sobre los que no suele hablarse a pesar de que el porcentaje de mujeres que ha sufrido la pérdida de su bebé durante el embarazo es bastante significativo.

Todas las semanas

Permitir cookies