El triple-test » LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

El triple-test

El “Triple Test” es un método para calcular el riesgo de que el feto tenga alteraciones cromosómicas como el síndrome de Down o de que padezca un defecto del tubo neural como la espina bífida, se realiza con una pequeña muestra de sangre de la madre.

El síndrome de Down es la causa más frecuente de retraso mental severo, afectando a 1 de cada 700 recién nacidos. Los defectos del tubo neural (anencefalia, espina bífida etc.) representan un grupo importante de malformaciones fetales con una prevalencia en nuestro medio de aproximadamente un 0,8 por cada 1000 nacidos vivos.
El Triple Test, es un método asequible, sencillo y sin riesgos, en el que se combinan tres factores para realizar el cálculo: la edad materna, y las cifras de Alfafetoproteína y la fracción beta de Gonadotrofina coriónica en sangre materna.

La extracción de suero materno debe realizarse entre la 14 y 18 semanas, siendo el momento idóneo la semana 15 de embarazo.

Hay que advertir no obstante, de ciertas características o limitaciones de la técnica:
• Para el síndrome de Down, la fiabilidad diagnóstica se sitúa en torno al 60%. Es decir, podemos diagnosticar dos de cada tres casos. Los resultados se expresan como “riesgo teórico de que el feto esté afecto”.
• La fiabilidad diagnóstica para los defectos abiertos del tubo neural es superior al 90% y los resultados se expresan como positivo/negativo.

Sin embargo es un método que ya no se utiliza mucho, porque el cribado del primer trimestre se puede hacer en un periodo más temprano del embarazo y resulta ser mejor, porque nos da más información. Además el diagnóstico del triple-test es relativamente impreciso, porque un aumento de los valores de hormonas también se puede deber a otras complicaciones o un embarazo múltiple. Por eso algunos médicos ya no lo ofrecen para detectar un posible síndrome de Down.

La seguridad social normalmente no suele financiar el triple-test. Aún así el test sigue teniendo su importancia y es recomendable para medir el nivel de alfafetoproteína en la búsqueda de una espina bífida. También puede ser de utilidad para evaluar posibles alteraciones cromosómicas, realizarse la punción del líquido amniótico. Tu médico también te podrá informar sobre esta prueba.