La hernia inguinal » LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

La hernia inguinal

Una hernia inguinal congénita por lo general, es como todas las hernias, un saco formado por el revestimiento de la cavidad abdominal (peritoneo). El saco sobresale a través de un agujero o área débil en la capa fuerte de la pared abdominal, que ya existía del nacimiento . Generalmente la hernia aparece ya durante el primer año de vida, siendo cuatro veces más frecuente en niños que en niñas.

A menudo la hernia se puede ver y palpar sin problemas, y puede extenderse en los niños hasta el escroto y en las niñas hasta el labio de la vulva. El saco que forma la hernia se puede reducir normalmente ejerciendo un poco de presión, recolocándose el contenido herniario dentro de la cavidad abdominal .

Si este no fuera el caso y el niño tuviera fuertes dolores, puede deberse a que la hernia esté bloqueada, siendo necesaria una intervención médica urgente. El hidrocele es una acumulación de fluido acuoso dentro de la funda que recubre los testículos o a lo largo del cordón espermático del niño. Aunque también produce un bulto en la zona testicular y a veces se confunde con una hernia, normalmente dicha acumulación de líquido desaparece de forma espontánea después de unos meses. Si esto no ocurriera o si sintiera una fuerte presión sobre los testículos, sería necesaria una intervención médica.