La incompatibilidad Rhesus » LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

La incompatibilidad Rhesus

Esto puede suceder, si hay un contacto de sangre entre la madre y el niño, por ejemplo en caso de una hemorragia vaginal, una caída, contracciones prematuras o durante el parto.

Sobre todo durante un segundo embarazo, los anticuerpos de la madre pueden ser peligrosos para el bebé, si éste también es rhesus positivo, porque los anticuerpos pueden alcanzar al bebé a través de la placenta. La consecuencia sería la destrucción de los glóbulos rojos del niño y una anemia muy fuerte o una ictericia después de nacer.

Esta enfermedad puede ser evitada a través de una profilaxis durante el embarazo: a las madres Rh negativo, se les inyecta en la semana 28 de embarazo y durante el parto, gamma globulina anti D (anticuerpos contra el factor Rh del feto). Con esto evitamos que la madre fabrique anticuerpos frente al factor Rh del feto, y de esta forma evitamos la posterior destrucción de los hematíes del bebé.

Si en un análisis serológico se detectó una incompatibilidad rhesus, la anemia del niño ya se puede producir durante el embarazo. En este caso el niño tiene que ser controlado con la ayuda de una sonografía Doppler para detectar la anemia lo antes posible. La terapia mediante transfusiones de sangre a través del cordón umbilical, se realiza en centros especializados.

La enfermedad se puede presentar de varias formas. Por un lado tenemos la posibilidad de que se produzca la muerte del feto durante los primeros meses de vida. Si el embarazo va adelante, el recién nacido puede tener una grave anemia con hinchazón generalizada e ictericia, que precisará tratamiento y cambiar la sangre del bebé, para evitar que los hematíes se sigan destruyendo por los anticuerpos circulantes de la madre. Otra variante más leve consiste en una ictericia con anemia, que precisará tratamiento con fototerapia.

Afortunadamente estos casos van disminuyendo por el correcto control de las madres durante el embarazo y el empleo de la gamma globulina anti D, para evitar que el futuro embarazo tenga riesgos con esta enfermedad.

La incompatibilidad Rh tiene que ser tratada después del parto durante unos días con una terapia de luz. En caso de una ictericia grave o anemia, puede ser necesaria una transfusión de sangre.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: