La segunda revisión pediátrica » LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

La segunda revisión pediátrica

La exploración del recién nacido consiste en primer lugar en una inspección general para observar sus movimientos reflejos y descartar cualquier tipo de malformación externa que pueda existir.
Con cuidado explorarán los ojos, la nariz, la boca y las orejas. También se realiza un examen auditivo para comprobar la capacidad auditiva y ver así si el bebé oye bien. Explorarán la cabeza en busca de pequeños hematomas que se hubieran podido producir durante el encajamiento o el parto, y palparán la fontanela y las suturas.

Durante este examen a tu hijo le administran otra vez algunas gotas de vitamina K, como se hizo ya poco después de nacer.
Los médicos realizarán una auscultación del corazón y los pulmones por descartar cualquier tipo de problema. Tocarán su abdomen y comprobarán que el cordón está completo con sus dos arterias y su vena.

Los genitales también deben ser explorados para descartar la presencia de hidroceles en los niños, de quistes en la vagina en las niñas o presencia de hernia en ambos sexos.

Pondrán especial atención en las caderas, pues una luxación no diagnosticada puede ocasionar un problema muy serio en la marcha cuando sean más mayores. Existen pruebas muy precisas para ello, y ante la duda seguro que nos piden una ecografía para ver el estado de las mismas.

Finalmente explorarán sus reflejos, el de la marcha, de succión, del abrazo o de Moro, de prensión plantar y palmar, etc.