¿Qué es la "Encopresis"? » LetsFamily
embarazo
Actualidad

¿Qué es la «Encopresis»?

Se da aproximadamente en el 1% de niños de los últimos años de Educación Infantil y los primeros de Educación Primaria, en la mayoría de los casos varones.

El trastorno puede ser la expresión de la continuidad de una incontinencia fisiológica infantil, aparecer después de haber adquirido el control de los esfínteres o consistir en la deposición deliberada, aun cuando exista un control normal de los esfínteres. Por lo tanto puede tratarse de una alteración aislada o puede formar parte de un síndrome más amplio, relacionado con un problema de tipo emocional.

La “Encopresis” puede manifestarse de diferentes formas, puede estar manifestando

  • La expresión de una enseñanza inadecuada del control de esfínteres.
  • La expresión de un determinado trastorno psicológico en el cual hay un control fisiológico normal de la función, pero que por alguna razón hay un rechazo, resistencia o fracaso a la aceptación de las normas sociales sobre el defecar en los lugares adecuados.
  • La consecuencia de una retención fisiológica que provoca que el niño termine haciendo caca en un lugar inadecuado. Esta retención puede haber tenido origen en las consecuencias de tensiones entre padres e hijos sobre el aprendizaje del control de esfínteres, de la retención de heces a causa de una defecación dolosa (por ejemplo, como a consecuencia de una fisura anal).

En el tratamiento integral de la “Encopresis” es necesario no cargar con sentimiento de culpa al niño y a la familia. Es necesario buscar la ayuda del pediatra o el especialista en aparato digestivo, así como de un psicólogo.

Si tu hijo presenta “Encopresis” no le castigues o critigues; intenta animarle y que sienta tu apoyo. La ayuda de un psicólogo puede ayudar al niño a hacer frente a los sentimientos asociados de vergüenza, culpabilidad, retraimiento o pérdida de autoestima.

Retrasar la consulta pensando que es un problema transitorio puede llevar a complicar el cuadro. A partir de la edad de cuatro años hay que estar atentos y si el episodio se repite de 1 o más veces a la semana hay que realizar la consulta