La autonomía, una conquista diara » LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

La autonomía, una conquista diara

La autonomía es una conquista diaria, en la que la actitud de los padres es fundamental.

Hay muchas cosas que podemos hacer desde casa para que nuestros hijos vayan convirtiéndose poco a poco en seres autónomos. No se trata de grandes acciones, sino de pequeños gestos y sobre todo, de una actitud concreta.

  • Cuando tengas que pedirle a tu hijo que haga algo, intenta en lugar de ordenar al niño algo concreto, darle la opción de elegir entre dos o más alternativas. Así le estamos educando para tomar decisiones desde pequeño y a que ejerza el control sobre sus acciones.
  • Las rutinas diarias en casa son un entrenamiento estupendo para estimular su autonomía. Colaborar en las tareas domésticas es algo que puede hacer desde muy pequeño y que además, al principio, vivirá como un juego.
  • Preguntar demasiado puede parecer un signo de interés hacia el niño, pero también es una invasión de su privacidad. Estimular su autonomía es permitirle que cuente sus experiencias cuando desee. Por ejemplo, el niño llega de una fiesta de cumpleaños y en vez de hacerle preguntas, le decimos “qué bien que ya estés en casa”; estamos respetando su mundo interior.
  • Podemos pensar que estimular al niño es contestarle respecto a todo lo que pregunte. Sin embargo el mejor modo de estimular su razonamiento es devolverle la pregunta: “Papa, mamá…¿por qué se ha secado este río?”. Resulta fácil explicar que ha llovido poco… Pero podría estimular más al niño responderle: “ Buena pregunta, y tu ¿qué crees?”. Qué mejor manera de estimular su razonamiento que hacerle pensar sin darle de primeras la solución a todo.

Ser autónomo significa dejar de depender de los padres y buscar otras instancias para resolver los problemas. Por eso, cuando ante preguntas de los niños se les remite a que busquen la información en una enciclopedia, en Internet, en el colegio o en la biblioteca municipal, le estamos enseñando a buscar recursos por ellos mismos.

A veces cuando los niños plantean sus ilusiones, intereses o planes para el futuro se cae en la tentación de protegerles de la desilusión intentando que sean realistas sobre los objetivos que pretenden. Estimular la autonomía es dejar que planifiquen y comprueben por sí mismos sus decisiones.

La autonomía es uno de los objetivos fundamentales de la educación. Además es una de las claves de la felicidad de tu hijo. Sentirse autónomo hará que se sienta bien.