Curar heridas y cortes » LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Curar heridas y cortes

Los cortes, los rasguños y las heridas formarán parte irremediablemente del crecimiento del niño y probablemente le acompañen durante muchos aaños. Por este motivo es importante que sepas cómo curarlos.

Si es una herida superficial

  • Lo primero que debes hacer es lavarte bien las manos con agua y jabón. Después lava la herida, sin frotar, con jabón suave y agua templada, (mejor si está hervida previamente y enfriada). Si quieres puedes dejar el agua correr sobre la herida durante unos minutos o utilizar suero.
  • Aplica un antiséptico y seca la piel de alrededor.
  • Según el tamaño de la lesión coloca una tirita, gasa o venda para cubrir el área. No emplees nunca algodón porque sus fibras pueden introducirse o pegarse a la herida.
  • Revisa la zona afectada a diario para mantenerla limpia y seca, cambiando el apósito con frecuencia.
  • Evita soplar la herida o rasguño, ya que puede causar la aparición de bacterias.

Si es profunda es importante que mantengas la calma y transmitas tranquilidad a tu hijo

En primer lugar debes controlar y parar la hemorragia. Para ello, presiona la herida con un paño limpio o venda estéril. Si el corte no es muy importante, el sangrado debería parar en unos minutos. Entonces lava la herida con agua y jabón. Si el agua no ha sido suficiente para eliminar la suciedad o arena que haya podido quedar incrustada, utiliza una venda para retirar las pequeñas partículas que queden adheridas.

Si se ha clavado un pedazo de cristal u otro objeto, no trates de extraerlo de la herida. Puede estar evitando una hemorragia mayor y al sacarlo puede empeorar.

Si el niño sangra mucho eleva la zona del sangrado por encima del nivel del pecho para reducir el flujo sanguíneo y presiona firmemente la herida, hasta que se detenga la hemorragia. Coloca un vendaje sobre la herida, sin apretarlo mucho, ya que probablemente esa zona se hinchará. El vendaje debe ser revisado diariamente. En caso de que esté húmedo o sucio debe cambiarse.

Una vez que esté curada la herida aplica protector solar con factor 15 para evitar la formación de cicatrices.

Cuándo ir al médico.

  • Si después de transcurridos 10 minutos de presión, la hemorragia no se detiene, debes ir al médico. (En ese caso, si el paño se empapa de sangre, coloca uno nuevo sobre el anterior, sin retirarlo ni destaparlo para ver la herida)
  • El corte tiene una profundidad de más de 1cm.
  • Los bordes de la herida están muy separados. Probablemente necesite sutura.
  • La herida ha sido causada por un objeto sucio u oxidado.
  • Tiene clavado algún objeto.
  • La herida ha sido provocada por la mordedura de un animal o persona.
  • Produce mucho dolor.
  • Existe la posibilidad de que se haya fracturado un hueso o tenga una lesión craneal.
  • Muestra síntomas de infección como aumento de temperatura, secreciones, hinchazón o enrojecimiento.
  • El niño no ha sido vacunado contra el tétanos durante los últimos 5 años o no sabes con certeza cuándo fue a última vez.