Juegos con agua » LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Juegos con agua

A partir del año, el agua atrae a los niños de manera especial, porque es un elemento que ofrece muchas posibilidades. A partir de esta edad, tu hijo mostrará gran interés por las relaciones de causalidad (causa-efecto), convirtiéndose en un pequeño “científico”. El agua es un excelente medio para experimentar: unos objetos flotan y otros no, se pueden hacer burbujas, puede estar fría o caliente, se puede mezclar con otros líquidos y cambiar de color (pudes utilizar gotas de colorante), mezclar con arena…

Además de lo púramente lúdico, este medio proporcionará experiencias enriquecedoras a tu hijo: sobre el comportamiento de los fluidos, acerca de las diferentes texturas y colores, sobre el modo de obtener agua y cómo hacer para no malgastarla.

Para niños pequeños, que aún no se manejan con agilidad en una piscina:

  • Anímale a que lave sus juguetes y muñecos. Puedes utilizar la bañera de plástico de tu hijo, un barreño o una piscina hinchable de las pequeñas.
  • Si tienes congelador grande (tipo arcón) puedes congelar dentro de una bolsa grande, agua con pequeños juguetes que vayan apareciendo conforme se va descongelando la pieza. A tu hijo le resultará divertido, es una manera de que descubra los distitnos estados del agua… a la vez que entrena la paciencia.
  • Enséñale a regar las plantas.
  • Si tienes jardín, una manguera puede darte mucho juego.
  • Pasar agua de un recipiente a otro, utilizando utensilios que tengas en casa (vasos, botella, embudo, pajitas…)
  • Los pomperos son divertisísimos, puedes llevarlos en el bolso y son un recurso fabuloso para esas situaciones en las que toca esperar y tus hijos se aburren.
  • Ten a mano colorantes de los colores primarios, puedes comprarlos en muchos supermercados, preparar agua de distintos colores y combinarlos.
  • En la playa, atropellar o esquivar olas suele divertir mucho a los pequeños. Lo mismo que construir castillos de arena.
  • Llena globos de agua e intenta que los coja cuando tú se los lanzas.

Si tu hijo ya sabe nadar y se mueve con agilidad dentro del agua, puedes…

  • Trasladar a la piscina los deportes que durante el año practica en pista y jugar partidos de baloncesto, voley o waterpolo
    Intenta hacer en el agua lo mismo que has aprendido a hacer fuera de ellas: el pino, una voltereta, pasar por un aro…
  • Meter globos de agua dentro de la piscina y lanzarlos.
  • Hacer carreras con vasos de agua en la cabeza: LLena vasos plásticos con agua y haz que los niños intenten llegar de un lugar a otro sosteniendo los vasos en su cabeza. Al llegar deben echar el agua en un recipiente. Al terminar el tiempo establecido, el que más agua haya conseguido transportar, gana.
  • Jugar a “La búsqueda del tesoro”: Se necesitan varios elementos como monedas, canicas y juguetes varios, que habrá que distribuir por toda la piscina. Una vez que los elementos ya están en el agua y los niños divididos en dos o más grupos, se les da la señal de que busquen la mayor cantidad de objetos. Quien junte más tesoros gana. Otra alternativa es poner una puntuación a los distintos objetos. Gana el que más puntos tenga.
  • Jugar e “El teléfono estropeado”. Intenta adivinar lo que tu hijo dice bajo el agua. Es más difícil de lo que parece y más divertido de lo que te pueda parecer a priori.

Además de refrescante, el agua conlleva un sinfín de posibilidades lúdicas. No pierdas esta ocasión de reírte con tus hijos, mientras te libras del calor.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: