Fiesta Halloween niños | Ideas, aperitivos y decoración» LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje

¡Fiesta! Lo que no puede faltar en una fiesta de Halloween con niños

¿Tienes que organizar algo rápido de Halloween para niños?  ¿La cocina, las manualidades y la decoración no son lo tuyo? ¿No te da tiempo a pasar por la tienda? No te preocupes, hemos rastreado la red en busca de las ideas más fáciles y divertidas para dar un toque terrorífico a este Halloween .  ¡Salvados!

A continuación te damos ideas para que puedas sorprender a los pequeños este Halloween.

Apertivos para una fiesta de Halloween

Fantasmas, momias, brujas y monstruos

La fiesta de Halloween no es nada sin estas criaturas, a las que podemos añadir vampiros, arañas, niñas de la curva (si los niños son un poco mayores), zombis… Las posibilidades son infinitas y a los niños les encantan todas. Pueden formar parte de la decoración, ser una idea para un disfraz o inspirar los platos de la fiesta.

El chupachup fantasma

Debbie Chapman, autora del blog One Little Project, propone estos fantasmagóricos chupachups. Un pañuelo de papel, unos lacitos negros y naranjas, un pirulí y… listo. Solo tienes que acordarte de pintar los ojitos con rotulador negro.

chupachups_fantasma

Plátanos terroríficos

Otros fantasmitas muy fáciles de hacer y muy saludables, porque son un plátano: lo único que hay que hacer es pintar ojos y boca con un rotulador negro en la cáscara. Aunque no te guste Halloween, ¿te resistirás a hacer la prueba para el almuerzo de tu peque? Una idea de Jessica Lea Dunn, autora del blog A Designer Life.

platanos Halloween

Calaveras de palomitas de maíz

Otra idea para sorprender a los niños en Halloween ¡Dar un toque terrorífico a las bolsas de palomitas!. Se pintan las caritas en bolsas de sándwiches y se rellenan de palomitas. Dos círculos, un triángulo, y una línea gruesa horizontal cruzada por pequeñas rayitas verticales para la boca. Un detalle para repetir cualquier tarde de cine con los peques de Angie, la autora de Country Chic Cottage.

Calavera palomitas halloween

Manos de chuches

Seguro que a los niños les encanta en Halloween, la versión más creepy de la clásica bolsa de chuches, confeccionada con guantes de plástico de los que se usan en los supermercados para no tocar la fruta con las manos. Si quieres que quede realista lo primero es meter gominolas grandes del mismo color en primer lugar en cada dedo, para hacer las uñas. A continuación vamos rellenando el resto del guante con gominolas, si añadimos un ojo (de chuche) quedará más terrorífica.

manos de chuches halloween

Calabazas de mandarina y plátanos fantasma

Si quieres ofrecer a los niños una alternativa sana, estos snacks de fruta son ideales para Halloween. Las mandarinas peladas, con un trocito de apio o una gominola verde que haga de rabito parecen pequeñas calabazas. Puedes hacerlo con otras frutas, como los plátanos, simplemente pelados, cortados por la mitad y decorados con grajeas de chocolate para hacer las caritas.

calabazas de mandarian Halloween

Pizza momia

La base de estas minipizzas puede ser masa de pizza o, si el tiempo apremia, pan de sándwich que no es necesario hornear.  Una base de salsa de tomate, tiras de queso en lonchas para las vendas de la momia y unas aceitunas negras cortadas con gracia para dibujar la cara. Una receta de Amber, la mamá bloguera que escribe Dessert Now, Dinner Later.

Pizza momia halloween

Una decoración monstruosa

Naranja y negro son los colores de Halloween. Cenefas de papel de murciélagos, calabazas sonrientes, luces indirectas… El mantel y las servilletas dan ambiente con poco trabajo. Y, si os gustan las manualidades, podéis preparar juntos algunos elementos decorativos la semana anterior.

La calabaza de Halloween

Por herencia dela tradición anglosajona, las semanas previas a Halloween las fruterías se llenan de esta bonita hortaliza. Vaciar una y recortarle ojos y cara, para poder meter dentro una vela o una linterna pequeña es un plan familiar muy divertido. Posiblemente los mayores haréis casi todo el trabajo, pero a los niños les encantará estar alrededor y participar un poco.

Historias de miedo

No hay nada que nos guste más que un buen cuento. ¿Te acuerdas de aquellos corros alrededor del fuego del campamento contando historias siniestras? Ha llegado la hora de recuperar tus dotes de cuentacuentos con muchos aspavientos, susurros y algún susto. Puedes recurrir a las historias tradicionales (la Santa Compaña, Hansel y Gretel marcando la maldad de la madrastra, la oscuridad del bosque y los detalles más oscuros de la estancia en la casita de chocolate), inventártela tú o buscar en una buena librería infantil o en la biblioteca algunos libros infantiles de monstruos. La mayoría de ellos son buenos, lo que los hace perfectos para los niños más pequeños.

Un buen disfraz terrorífico ¡No puede faltar!

El disfraz casero más socorrido es el de zombi (con un poco de pintura blanca para la palidez, negra para ojeras y cicatrices y roja para dar un toque de sangre y ropa vieja lo tienes hecho). Los padres más atareados podemos recurrir a la tienda de disfraces. A tus hijos les encantará que participes y te disfraces tú también.