Protegiéndonos del sol en verano » LetsFamily
embarazo
Actualidad

Protegiéndonos del sol en verano

Desde TOUS Kids & Baby Journal queremos compartir con vosotros algunas recomendaciones y consejos:

Exposición al sol moderada y progresiva.
De 6 a 3 años, son mejor cortos periodos de exposición al sol que gradualmente se pueden ir aumentando (con moderación). A primera hora de la mañana o al atardecer son los mejores momentos para disfrutar con nuestros pequeños del sol. Evitar tomar el sol de 11:00 a 16:00, las de mayor intensidad.

Usar protección solar
La piel de los niños pequeños es muy sensible, de manera que es recomendable un factor de protección superior al 30, dependiendo del color de la piel y que sea resistente al agua. Aunque no vayamos a la playa, los pediatras aconsejan aplicar protector solar adecuado por sistema cada vez que salgamos a calle.

Aplicar la protección solar antes de salir de casa y de forma regular
Se recomienda aplicar el protector 30 minutos antes de la exposición al sol, ya que la crema no actúa inmediatamente. Espera al menos 20 minutos desde la primera aplicación. Hacerlo cubriendo todas las área expuestas. El protector protege la piel un máximo de dos horas.

Secar bien a los niños al salir del agua
Es importante porque las gotitas de agua actúan como lupas con el sol, de manera que aumentan su acción. Por lo tanto, después del baño, debemos secar bien a nuestros pequeños con una toalla y aplicar de nuevo la protección solar.

Beber mucho líquido
Para prevenir la deshidratación es muy importante beber agua y zumos (mejor naturales).

Proteger la cabeza para evitar insolación
Ya sea en el campo o en la montaña, es importante evitar el contacto directo con el sol. Buscar un espacio con sombra y proteger con gorritos o pañuelos las cabezas de nuestros pequeños es una medida imprescindible evitar cualquier tipo de insolación. Los gorros más recomendables son los que tienen ala ancha de manera que se proyecte sombra sobre la parte alta de la cara.

Proteger a los bebés de cualquier contacto directo con el sol
No es recomendable exponer al sol a los recién nacidos y menores de 6 meses, ya que su piel es mucho más sensible y no produce melanina. Hay que vestirlos con prendas que les cubran el máximo de piel. Cuando vayamos de paseo, va muy bien tapar el cochecito con una muselina de algodón nos ayudará a protegerlos de los rayos directos del sol.

Toallas, bañadores, gorras, frescas camisetas de algodón…Descubre la colección de playa de TOUS Baby Kids.