Consejos para lucir una piel radiante este verano » LetsFamily
embarazo
Actualidad

Consejos para lucir una piel radiante este verano

Sin duda, el sol es el gran protagonista del verano. Es la fuente de vitamina D más importante, y una exposición moderada nos ayuda a absorber esta vitamina tan importante para nuestros huesos, por su capacidad de mantener nuestros niveles de calcio. Sin embargo, hay que saber distinguir entre una exposición que pueda resultar nociva y otra que nos llene de energía.

Si vamos a la playa o a la piscina, y nos ponemos a tomar el sol entre las 12 y las 4 de la tarde debemos tener en cuenta que lo estamos haciendo en las horas en las que el sol es realmente perjudicial para nuestra salud por la intensidad de los rayos UVA y UVB, pero fuera de esas horas la exposición con un protección adecuada nos ayudará a coger un tono moreno con el que nos veremos mucho más guapas. No hay que olvidarse de renovar la crema cada dos horas, o cada vez que nos damos un baño, nada de echarnos una vez y olvidarnos, ten en cuenta que la capacidad de absorción de la piel bajo el sol es más intensa.

Una vez finalizada la exposición solar, y después de esa ducha que tanto reconforta, es imprescindible utilizar una crema adecuada, los llamados “aftersun”, cuyas propiedades hacen que sintamos la piel más fresca, hidratada y calmada. Procura que lleven algo de Aloe Vera, su poder cicatrizante calma las posibles quemaduras y ayuda a mantener más tiempo el bronceado.

¡Y no debemos olvidarnos de los líquidos! Beber al menos 2 litros de agua al día, nos garantizará una correcta hidratación desde el interior, imprescindible para que nuestra piel no sufra descamaciones, peladuras o tiranteces. Y, como es verano, aprovecha para refrescarte con zumos, gazpachos, infusiones frías, refrescos, y mucha fruta. Una buena hidratación debe ser variada, como la dieta, no tiene por qué ser solo con agua, ¡aprovecha todas las vitaminas que puedes tomar con zumos y frutas!

¿Has probado con la nutricosmética?

Desde hace unos años disponemos en el mercado de una nueva forma de hidratación y protección de la piel mucho más cómoda de administrar y que ha demostrado una gran eficacia: los complementos nutricionales enfocados a la belleza.

Una de las especialidades más extendidas de la nutricosmética es el cuidado de la piel, porque no es fácil llegar a las capas más profundas utilizando sólo cremas. Estos tratamientos tratan la piel desde el interior, regenerando las células y aportando un extra del colágeno que vamos perdiendo con el paso de los años.

El tratamiento de nutricosmética no es eficaz por sí solo, ni es una ciencia milagro, pero en combinación con una crema adecuada a nuestro tipo de piel y acompañado de una dieta variada y equilibrada, además de algo de ejercicio físico, puede ser la mejor solución para regenerar nuestra piel desde el interior haciendo que recupere mejor su tersura y firmeza.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y, como tal, hay que cuidarla cada día para que no pierda su elasticidad y firmeza, evitando así un envejecimiento prematuro.