Dietas saludables para después del verano » LetsFamily
embarazo
Actualidad

Dietas saludables para después del verano

Durante las vacaciones y la época estival todos nos relajamos a la hora de elegir los alimentos que vamos a comer y, cuando esta época finaliza, queremos volver a nuestro peso habitual ¿cómo hacerlo y no fallar en el intento?

Sigue los siguientes pasos:

• Elige una fecha y comprométete con ella, no es sólo una cuestión de belleza sino de salud.
• No hagas una dieta por tu cuenta, busca un dietista que planee un régimen que se adapte a ti, de esta manera te ahorrarás poner en peligro tu salud.
• Haz deporte y, como en el caso anterior, si te puede guiar un experto, mejor que mejor.
• En caso necesario, toma suplementos de vitaminas y minerales.
• Bebe 2 litros de agua al día.

Sigue estas pautas que te ayudarán a conseguir tus objetivos, a continuación también te proponemos cinco saludables y equilibradas dietas, sin embargo, antes de empezar ninguna de ellas no nos cansaremos de recomendar que acudas a un especialista.

Dieta Depurativa

Las dietas depurativas son saludables para todos ya que se basan en alimentos antioxidantes como determinadas frutas y verduras, cereales, infusiones y algunos lácteos; en cuanto a las proteínas cárnicas permitidas: pollo, pavo, salmón y merluza. Estas dietas son recomendables para cualquier persona pero hay que tener en cuenta que sólo se deben practicar durante un tiempo determinado.

Dietas para controlar el colesterol

Las dietas para controlar el colesterol son buenas también para bajar de peso aunque no estén primariamente diseñadas para ello. Hay que aumentar el consumo de verduras y hortalizas, así como el de legumbres y cambiar los cereales por su versión integral. Hay que aumentar el consumo de pescado en detrimento de la carne y, además, incluir frutos secos en tu alimentación diaria.

Dieta para mejorar la piel

Durante el verano la piel está mucho más expuesta al sol y otros elementos naturales como la sal del mar o la picadura de bichitos, para recuperar su elasticidad e hidratación podemos hacer una dieta de tres días consecutivos en la que hay que aumentaremos el consumo de alimentos considerados antioxidantes y grasas omega-3, así como proteínas de buena calidad que encontraremos en el huevo y salmón, por ejemplo. Además debemos eliminar el alcohol y el café durante los tres días que dura la dieta. Durante la duración de este régimen debemos prestar mucha atención a la hidratación y por ello deberemos beber al menos 8 vasos de agua al día.

Dietas para madres muy ocupadas

Si te toca comer en la oficina a menudo es probable que comas poco, raro y rápido así que el resto de tus comidas tendrán que compensar esas carencias. Para ello debes incluir cereales, fruta y lácteos en el desayuno y durante la cena aprovechar para ingerir las llamadas grasas “saludables” que encontramos en pescados azules y otros alimentos como el aguacate. Las proteínas mejor que provengan de los huevos, pollo, atún o salmón. Con esta forma de comer, compensarás y equilibrarás tu dieta, no perderás nutrientes y ayudarás a que las cenas en casa sean sanas para toda la familia.

Dieta para mamás recientes

Para perder los kilillos de más que se pueden haber acumulado durante este tiempo te aconsejamos que evites el picoteo y disminuyas los azúcares, grasas sólidas o bebidas gaseosas. Sigue comiendo con normalidad pero reduce los aliños en las ensaladas y evita las salsas en los platos. Las sopas son una opción muy buena porque sacian el hambre y su contenido calórico suele ser bajo, carnes magras a la plancha o al vapor son grandes opciones. Notarás los cambios en seguida pero, al ser esta una dieta hipocalórica, consulta con tu endocrino antes de empezar a realizarla.