¡Aprovecha el verano para mantenerte en forma! » LetsFamily
embarazo
Actualidad

¡Aprovecha el verano para mantenerte en forma!

Siempre hemos oído que un estilo de vida saludable incluye el ejercicio físico. Ninguna dieta que se precie puede funcionar por sí sola. Moverse es clave para sentirnos mejor, quemar esas calorías que nos sobran e inundar nuestro cuerpo y, sobre todo nuestra mente, de esa vitalidad que necesita para sentirse bien.

Esto no significa que tengas que machacarte en un gimnasio tropecientas horas a la semana, la práctica de ejercicio moderado es más que suficiente para cumplir ese objetivo de mantenerse en forma y activa. Lo recomendable es 30 minutos al día como mínimo, aunque si algún día podemos alargarlo a 60 minutos ¡mucho mejor!

Hay muchas maneras de practicar ejercicio, hacemos un repaso de las más comunes y que además puedes practicar durante todo el verano:

Caminar: El ejercicio estrella y el más fácil de practicar. Sólo tienes que calzarte unas buenas zapatillas y salir a dar un paseo por el parque, por las calles de la ciudad o, aprovechando las vacaciones, por la playa o la montaña. Por cada hora que camines quemarás aproximadamente unas 150 Kcal, aunque dependerá de tu peso y ritmo. A mayor ritmo, más Kcal quemarás.

Correr: Sin duda el ‘running’ se ha convertido en el deporte de moda. Cada vez es más frecuente cruzarse con corredores cuando salimos de casa, y es que es el deporte más barato y más agradecido para mantenerse en forma. Solo necesitas ropa cómoda, unas zapatillas adecuadas y muchas ganas. Llegarás a quemar en una hora de carrera entre 400 y 600 Kcal.

Bicicleta: Un deporte ideal para practicarlo en familia, ¿qué mejor plan para un domingo de verano que sacar las bicis y dar un paseo por el parque? A los peques les encantará, disfrutan muchísimo con sus bicicletas, y si lo hacen acompañados de sus padres, aún más. Así ellos también se mantendrán en forma.

Nadar: Aprovecha las vacaciones en la playa o las tardes de piscina para nadar al menos 30 minutos. Nadar es el ejercicio más completo, ya que para moverte necesitas activar todos los músculos del cuerpo y, al contrario que los ejercicios que se practican sobre tierra, evita las lesiones. Quemarás entre 200 y 300 Kcal en esa media hora, dependerá de la intensidad con la que nades.

Bailar: Dicen que bailando se mueven músculos que no se mueven de ninguna otra manera, así que aprovecha las noches en las que salgas para “mover el esqueleto” y quemar esas calorías de más haciendo el ejercicio más divertido. La media de Kcal quemadas en una hora de baile son 350, así que nada de estar sentada viendo como los demás bailan, ¡a moverse!

Deportes de playa: Cuando vamos a la playa es normal que nos guste muchísimo estar tumbados a la sombra, pero puedes aprovechar también para moverte con los muchos juegos que existen para entretenerse como las palas, la petanca o las bolas de agua. Os divertiréis un rato en familia y, de paso, el cuerpo se mantendrá más activo.

Y recuerda, nada de esto tendrá efecto si no lo acompañas de una dieta saludable. Vigila lo que comes y compensa los excesos para no pasarte, verás como el verano es una temporada perfecta para mantenerse en forma.