Los cuidados que tu cabello necesita este verano » LetsFamily
embarazo
Actualidad

Los cuidados que tu cabello necesita este verano

Todo esto hace que se nos seque más de la cuenta, se vuelva quebradizo y pierda su color natural. Si además tienes mechas o lo tienes tintado aún se agrava más el problema, ya que los tintes con el sol pierden color y dan al cabello un aspecto más pobre.

Hay que hacer especial hincapié en los cuidados del cabello en verano, y no abandonarlo aunque nos encontremos de vacaciones, así evitaremos tratamientos de choque más fuertes a la vuelta del verano.

El sombrero o pañuelo debe convertirse en un must en tu maleta. Podemos jugar con los diferentes estilos y combinarlos para adaptarlos a nuestro look, el objetivo final es mantener nuestro cuero cabelludo cubierto para evitar también que pueda quemarse con el sol, y nuestro cabello lo más a la sombra posible para que las altas temperaturas y el ambiente seco no lo dañen. Eso sí, que no sean demasiado ceñidos a la cabeza para no sudar o sufrir demasiado calor en la cabeza.

Si pasas un día entero en la playa o en la piscina, es muy importante lavar en profundidad el cabello después con productos que lo rehidraten. Tanto la sal como el cloro son muy dañinos, y más aún si les da el sol después, así que elige productos adecuados que eviten la sequedad. Puedes empezar por un champú adaptado a tu tipo de cabello, aunque en verano te recomendamos uno para cabello seco en esos días en los que lo tengas demasiado expuesto, pues hidratan mejor. Después no olvides el acondicionador, también adaptado a tu tipo de cabello para devolverle todo su brillo y suavidad. Cada 3 o 4 días puedes usar una mascarilla especial que lo hidrate de la raíz a las puntas en profundidad, dejándola actuar los minutos necesarios.

Para los cabellos teñidos, los cuidados deben ser más exhaustivos. Es recomendable teñirse de un tono más oscuro al habitual, ya que el sol aclara el color y así podemos evitar un antiestético contraste. Siempre es importante hacerlo, pero en los casos de cabellos teñidos más aún, hay que proteger el pelo del sol igual que hacemos con la piel. Existen sprays con filtros solares especiales que se aplican fácilmente por toda la melena y el cuero cabelludo y, al igual que las cremas solares, nos protegen de los rayos UVA y UVB. Es la mejor manera de evitar el daño.

También es una práctica habitual salir del agua y para evitar vernos demasiado despeinadas, enseguida hacernos una coleta o recogernos el pelo. Si lo hacemos con el cabello todavía húmedo las fibras están más delicadas y puede quebrarse con mayor facilidad. Si lo tienes tintado, incluso puede variar el tono, por eso es mejor secarlo primero antes de recogérselo.

Y ten en cuenta que la hidratación empieza en el interior. Una dieta rica en agua, al menos 2 litros diarios, en frutas y verduras de temporada, zumos naturales o smoothies nos ayudará a mantenernos hidratadas internamente, y eso tiene su repercusión directa en el cabello que se mantendrá más sano. Además, podemos completar nuestra dieta con productos de nutricosmética que incluyan antioxidantes como las vitaminas A, C y E, coenzima Q10, colágeno, aceite de oliva o caviar para mantener la salud no solo de nuestro cabello, sino también de nuestra piel, evitando la sequedad, descamación y deshidratación.