¿Cómo recuperar la salud de tu cabello tras el verano? » LetsFamily
embarazo
Actualidad

¿Cómo recuperar la salud de tu cabello tras el verano?

Acabado el verano notarás que tu cabello ha perdido no sólo humedad por el extremo calor al que lo sometemos, sino también brillo, cuerpo y volumen. Cuando volvemos de los días playeros en los que nos gusta disfrutar sin preocuparnos demasiado de nuestro aspecto, sobre todo, aquellos que se encrespan con facilidad, toca llevar a cabo una serie de consejos de belleza que nos hagan recuperar la salud perdida a nuestra melena.

Las puntas abiertas suelen ser uno de los principales problemas con los que nos encontramos. En este caso, bien es cierto que mejor prevenir que curar, pero si no hemos puesto los remedios necesarios, lo mejor es cortar por lo sano. Una visita al peluquero o estilista de nuestra confianza es primordial para recuperar nuestras puntas. Una vez saneado el cabello, ya podemos cuidarlo con contundencia durante el invierno para que no vuelvan a abrirse. Para ello mascarillas especiales de las que se dejan actuar unos minutos serán suficientes para que no se nos vuelvan a romper.

Lo siguiente es recuperar la humedad perdida. El pelo ha quedado seco y sin brillo por el sol y el viento de la playa, además de la sal del agua de mar o el cloro de la piscina. En este caso sí que podremos ver como con sencillos remedios naturales volvemos a lucir nuestro cabello en todo su esplendor. Mezcla aceite puro de aloe vera o de oliva en su defecto, con medio aguacate maduro y una porción del acondicionador que utilices normalmente. Extiende este remedio por todo el cabello y déjalo actuar durante 20 minutos. Después acláralo con abundante agua tibia. Repite la operación al menos una vez por semana hasta que notes que tu cabello ha recuperado la suavidad y humedad perdidas. Lo notarás con más brillo y lleno de vida.

Si tienes el cabello teñido el problema puede llegar a complicarse y mucho. La acción del sol, del salitre o del cloro sobre el tinte puede ser devastador si no lo cuidas. Lo mejor es, antes de exponer el cabello a estos factores, protegerlo igual que protegemos nuestra piel, pero si no lo has hecho habrás notado que ha perdido todo su color, dando paso a tonos pálidos, amarillentos y sin vida. Una vez más, si no tienes los conocimientos necesarios para remediarlo, lo mejor es ponerse en manos de nuestro estilista, él sabrá que hacer, ya que existen mascarillas específicas que se ponen después de los lavados y que son capaces, casi milagrosamente, de devolver nuestro color. Si el daño ha sido demasiado grande y no hay marcha atrás, no queda otra que volver a teñirse de nuevo y cuidarlo con más ahínco, utilizando sólo productos específicos para cabellos teñidos y protegiéndolo con cremas o sprays especiales para que no sufra.

Y no creas que la alimentación no puede convertirse en tu gran aliada para lucir un pelo sano y brillante. La biotina, por ejemplo, puede conseguir mejorar y mucho la calidad del cabello así que alimentos como las acelgas, los huevos, las fresas, los guisantes, el pescado azul, las nueces, el plátano, el tomate o el arroz integral, pueden convertirse en tus grandes aliados ya que tienen biotina en su composición. Además, puedes añadir una cucharadita de levadura de cerveza a tus cereales o a los yogures, con una al día es suficiente para obtener las necesidades de biotina que tiene tu cabello, y también es buenísima para fortalecer las uñas, evitando que se rompan o quiebren con facilidad.