¿Cómo podemos ahorrar en las compras navideñas? » LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje

¿Cómo podemos ahorrar en las compras navideñas?

La mejor forma de que nuestro bolsillo no se vea perjudicado en exceso tras los gastos que nos esperan es planificarlos con antelación, siendo conscientes de hasta dónde podemos llegar.

Oficialmente las compras de Navidad comienzan en serio a partir del próximo puente de diciembre. Todavía quedan unos días así que podemos aprovecharlos para hacer un recuento de nuestro presupuesto, algo fundamental si no queremos llevarnos la sorpresa a final de mes. Son muchos los gastos que se avecinan, así que lo primero es organizarse con ellos. Hacer una lista en la que apuntaremos no sólo los regalos que tengamos pendientes, sino todo aquello que tenga que ver con las fiestas como comida, decoración del hogar o viajes, los que se llevan gran parte de nuestro presupuesto.

Una vez hecha la lista, toca repasar nuestro presupuesto del mes y no sobrepasarlo en exceso para no pagar las consecuencias después. Adecuaremos los gastos al dinero del que dispongamos y podemos llevar a cabo una serie de pautas para que se ajusten entre sí. La principal norma a tener en cuenta es no dejarlo todo para el último día. Comprar con antelación el pescado o el marisco de la cena de Nochebuena y congelarlo hasta ese día puede hacernos ahorrar hasta un 40%, los precios se van incrementando a medida que pasan los días y evitar pagar más por lo mismo hará que nuestro bolsillo no lo note tanto.

Con los regalos pasa lo mismo, sobre todo los de los más pequeños. Las tiendas de juguetes aprovechan el tirón de la Navidad y los Reyes Magos para incrementar sus precios los últimos días, por eso comprarlos con antelación y comparar entre las diferentes tiendas puede hacernos ahorrar un buen pico. Buscar ofertas tanto en tiendas físicas como en tiendas online nos ayudará a decidirnos por el de mejor precio. En multitud de ocasiones es sorprendente la diferencia de precio que puede haber entre unos y otros, razón de más para comparar con días de antelación, sin prisas. También puedes recurrir a hacer regalos DIY, manualidades personalizadas o repostería, denotan cariño a quién se los das y son mucho más económicos.

No son muchas las ofertas que nos encontramos los días previos a Navidad pero siempre hay forma de ahorrar, sobre todo en la cesta de la compra. Gracias a tarjetas de fidelidad, promociones especiales y comprando productos que sean de temporada en frutas y verduras notaremos que la cuenta no sobrepasa nuestros límites. También puedes recurrir a compras online en las que te pones en contacto directamente con el agricultor, el ganadero o la lonja de pescado y marisco, venden más barato, con una gran calidad y te llega cómodamente a casa.

Compra sólo lo que necesites, de ahí la importancia que decíamos antes de preparar una lista. En Navidad todo está pensado para invitar al consumismo y para que compremos sin control, en muchas ocasiones sin necesitarlo. Para evitar estos gastos imprevistos que nos vacían  la cartera, ten siempre en mente aquello vas a utilizar y nada más, después de las navidades ya tendremos tiempo de darnos un capricho en las rebajas, a menor precio. Otra forma de evitar las compras impulsivas es salir sólo con dinero en efectivo, sin tarjetas de crédito, nos controlamos muchos más cuando el dinero es real, eso sí, siempre a buen recaudo en un bolso cerrado para que no nos llevemos un disgusto.