Seguir las pautas de la Dieta Mediterránea también es posible en Navidad » LetsFamily
dieta mediterranea en navidad
Actualidad Reciclaje

Seguir las pautas de la Dieta Mediterránea también es posible en Navidad

Navidad es época de comilonas, y son muchos los días de estas fiestas en los que nos olvidamos por completo de la comida sana. Este año, debido a la situación que estamos viviendo, presumiblemente renunciaremos a muchas celebraciones donde se suele comer sin parar, tales como cenas de empresa o comidas con amigos. Sin embargo, eso no significa que vayamos a renunciar al turrón de chocolate, al marisco o al delicioso roscón de reyes, por poner tres ejemplos de alimentos típicos de estas fechas. Pero, con un poco de esfuerzo, también es posible pasar una Navidad muy saludable y seguir las pautas de la dieta mediterránea, considerada como una de las mejores del mundo. Hemos hablado con la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) para que nos cuente cómo festejar estas fiestas tan entrañables sin desatender nuestra salud y cómo conseguir que esta Navidad sea saludable.

Qué alimentos debemos consumir en estas fechas

Seguir la dieta mediterránea también en estas fechas es clave para que la salud no se resienta. Es importante no dejar de consumir alimentos saludables como carnes y pescados con poca grasa, frutas, verduras, hortalizas y frutos secos, que ayuden a una mejor digestión. Tal y como señala la Dra. Irene Bretón, del Área de Nutrición de la SEEN, “una solución es apostar por productos como espárragos, escarola, lombarda o cardo, con los que podemos elaborar platos muy creativos y sabrosos, sin dejar de prestar atención a nuestra salud”.

Además, recuerda que “los productos tradicionales navideños consumidos con moderación son compatibles con una dieta equilibrada en estos días, ya que contienen ingredientes como almendras o miel que forman parte de nuestra alimentación mediterránea”.

Por el contrario, se debe evitar una ingesta excesiva de dulces, salsas, carnes o pescados muy grasos y embutidos, así como picantes y especias en las comidas, ya que pueden producir dolor abdominal, náuseas, vómitos e incluso desembocar en diarreas relacionadas con infecciones digestivas.

También el consumo de bebidas alcohólicas aumenta en estas fechas, por lo que “se debe evitar el abuso de alcohol, ya que puede provocar efectos negativos sobre el sistema nervioso, al igual que gastritis o complicaciones más graves, como hepatitis o pancreatitis aguda”, ha explicado la especialista. Por supuesto, hay que tener especial cuidado con el alcohol no sólo si se está embarazada, sino también en el posparto, cuando la madre amamanta al bebé.

Recomendaciones para una Navidad saludable

En cualquier caso, estos problemas digestivos son más frecuentes en personas que toman antiinflamatorios o medicamentos que retrasan el vaciamiento del estómago, o en aquellas que tengan algún tipo de enfermedad previa. “Las personas hipertensas deberán elegir alimentos con bajo contenido en sal, mientras que aquellos que padezcan diabetes tienen que evitar los dulces y alimentos con grasas saturadas. Incluso, si se tiene ácido úrico elevado, los excesos navideños pueden desembocar, especialmente con un consumo excesivo de alcohol, en un ataque de gota, por lo que es importante apostar por comidas saludables”, ha indicado la Dra. Bretón.

Si hablamos de alimentación sana en Navidad y niños, hay que tener especial cuidado en estas fechas con las ingestas masivas. “Para los más pequeños es recomendable que no abusen de bebidas con cafeína,” ha comentado la experta.

Aun así, frente a los atracones navideños es importante aprovechar estas fechas para aumentar la actividad física y el ejercicio. También es recomendable mantener una regularidad horaria en las comidas y no cambiar en exceso los hábitos alimenticios. Además, también destaca los beneficios de comer acompañado de las personas queridas, que está en la base de la pirámide de la dieta Mediterránea.

“Es recomendable evitar el aumento de peso excesivo en estas fechas comiendo de todo, pero en cantidades pequeñas, evitando así posibles efectos negativos sobre nuestra salud. Con imaginación y creatividad se pueden hacer platos deliciosos, saludables y adecuados para todos”, ha concluido la doctora.

¡Participa en nuestros sorteos!