¡Para mi cabello, una solución quiero! » LetsFamily
embarazo
Actualidad Uncategorized

¡Para mi cabello, una solución quiero!

No existe un milagro cosmético que nos ayude a tener la melena tan radiante y saludable como antes del verano, pero sí podemos seguir una serie de pautas para poco a poco devolverle toda su vitalidad. Lo primero es pasar por el estilista sí o sí, no hay excusas, esas puntas abiertas sólo hay una manera de “volver a cerrarlas” y es cortando esos 2 centímetros que harán que nuestro cabello esté más sano y crezca con más fuerza después de haber andado entre coletas, moños y largos ratos a remojo que hacen que estén especialmente feas.

Utiliza sólo productos cosméticos de calidad y adaptados a tu tipo de cabello. Si tienes el pelo seco, utiliza uno que lo hidrate en profundidad o si lo tienes demasiado graso, un champú y acondicionador que ayuden a regular la producción de sebo del cuero cabelludo y nos ayude a tenerlo limpio más tiempo. Las mascarillas también serán grandes aliadas para devolver la salud al cabello. Al menos una vez a la semana, utilizar una que hidrate y regenere el cabello y dejarla actuar de 30 a 40 minutos, más tiempo del habitual pero que hará que penetre bien. Incluso hay estilistas que recomiendan dejar secar el cabello con la mascarilla puesta y enjuagarlo al día siguiente, una práctica que sólo podremos hacer si no tenemos mucho que hacer, pero que es un buen tratamiento de choque.

En caso de tener el cabello teñido, el sol se habrá encargado de darle su propio estilo con tonos más anaranjados, verdes o amarillos. Un baño de color devolverá a tu cabello su tono normal, y cubrirá todos aquellos que no queremos que se vean. Lo mejor es ponerse en  manos de un profesional que nos aconseje cuál es el color que mejor va a nuestro tono de piel o a nuestro estilo, a día de hoy existen infinidad de tintes entre los que elegir. Si no quieres teñirte el pelo porque no te gusta, puedes recuperar tu tono natural con un tratamiento de botox o queratina, que devuelven la salud al cabello más rápidamente, ya que se trata de técnicas altamente hidratantes, que no estropean el cabello y hacen que desaparezcan muchos problemas como el encrespamiento o los peinados difíciles, facilitando que tengamos una melena más disciplinada y fácil de amoldar.

A través de la alimentación también podemos ayudar a recuperar la salud de nuestro cabello. Las vitaminas que necesitamos son la A, B, C, E y Biotina (o vitamina H) que podemos encontrar en todas las verduras de color naranja como la zanahoria o la calabaza, la avena integral, los huevos o las coles. Muchas verduras de esta temporada otoñal contienen estas vitaminas y podemos aprovechar para comer a diario al vapor, asadas o en guarniciones. En el caso de la Biotina, la vitamina más importante para un cabello fuerte y sano, podemos encontrarla en el pescado azul, las nueces, los guisantes, los plátanos, el arroz integral o los tomates, aunque en casos de necesidad también podemos complementarla a través de suplementos nutricionales naturales que encontraremos fácilmente en herbolarios o tiendas especializadas.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: