Bancos de Leche: cómo funcionan y para qué sirven » LetsFamily
embarazo
Actualidad Uncategorized

Bancos de Leche: cómo funcionan y para qué sirven

¿Qué son exactamente los bancos de leche?

Se conocen por este nombre a ciertos dispositivos sanitarios –que generalmente dependen de algún hospital- cuyo principal propósito es recoger, almacenar, procesar y distribuir leche materna a bebés que así lo necesiten. Además, otra función de los bancos de leche es promover la lactancia materna, fomentando su práctica y brindando asesoramiento a las madres que amamantan para que puedan donar la leche que les sobra.

Un poco de historia

Los bancos de leche comenzaron a funcionar en las primeras décadas del siglo 20. Sufrieron un notorio declive en la década de 1980, coincidente con el descubrimiento del virus del sida (que se transmite también a través de la leche de madres infectadas) y la aparición de fórmulas lácteas aptas para bebés prematuros. Pero en los últimos años han vuelto a cobrar auge, a medida que se hacen nuevos descubrimientos sobre el impacto de la alimentación con leche materna en el sistema inmunológico.

Un relevamiento reciente en los países europeos mostró que funcionan cerca de 200 bancos de leche en todo el continente. En España hay 12, nucleados por la Asociación Española de Bancos de Leche Humana (AEBLH).

¿Cómo funcionan los bancos?

Un banco de leche se abastece de la producción de donantes seleccionadas, a las que se les hace un cuestionario previo y un análisis de sangre, para asegurarse de que no padecen enfermedades infecciosas ni hábitos nocivos (como el consumo de alcohol o el tabaquismo) que puedan interferir con la calidad de su leche. Después se las asesora sobre los recaudos a tomar durante la extracción de la leche –que por lo general se realiza en casa con un extractor manual- para garantizar la seguridad de la misma.

La leche se almacena congelada en el domicilio de la donante, y es recogida por el banco antes de que transcurran 15 días desde el momento en que fue extraída. Una vez en el banco, se toman muestras de la leche y se analiza su calidad y composición. Como esta varía según distintos factores (como la edad de la madre, alimentación, edad del bebé para el que se produce originalmente y hasta el momento del día en que se realizó la extracción) en el banco se mezclan leches aptas procedentes de diferentes madres, se las envasa y se las transporta para que se dispense a los bebés que más la necesitan.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: