Las 10 normas de seguridad vial infantil según la AESVI » LetsFamily
embarazo
Las 10 normas de seguridad vial infantil según la AESVI
Actualidad

Las 10 normas de seguridad vial infantil según la AESVI

Decálogo de seguridad vial infantil

  • En un vehículo el niño debe ir sujeto con un sistema de retención infantil adecuado a su tamaño y peso, por corto que sea el desplazamiento. Nunca hay que dejar al menor sin la supervisión de un adulto.
  • Usar siempre sillas homologadas y siempre que sea posible, que cuenten con la normativa más actual, porque los requerimientos de seguridad son mayores. Se debe comprobar el etiquetado de homologación donde se indique talla y/o peso para el que se ha homologado la silla.
  • La compra del sistema de retención debe ser hecha en un centro especializado donde puedan asesorar sobre las necesidades de los niños y expliquen las características de cada sistema así como su instalación.
  • No se recomienda la compra de sillas de segunda mano ni aceptar aquellas que han sido usadas durante mucho tiempo. Tras un accidente la silla debe ser retirada.
  • Antes de realizar la compra de una silla hay que verificar el sistema de anclaje del vehículo y buscar una que se adapte a él.
  • El niño debe ir siempre en las plazas traseras. Debe subirse o bajarse al menor siempre por la parte segura de la vía (como la acera). Si solo se puede colocar la silla en la parte delantera hay que desconectar el airbag si se coloca la silla en el sentido contrario a la marcha.
  • Se aconseja llevar al niño en el sentido contrario a la marcha el máximo tiempo posible, siempre respetando las limitaciones que establecen los fabricantes de sistemas de retención infantil y del vehículo. Se deben asegurar bien los arneses o cinturones al cuerpo del niño.
  • Para niños más mayores, se aconseja el uso de sillas con respaldo, al menos hasta los 135cm de estatura. Esto proporciona más protección frente a impactos laterales y mejora la eficacia del cinturón de seguridad.
  • No se recomienda viajar con objetos sueltos ni equipaje o mascotas en el vehículo al lado de los niños. Si se produce un frenazo o una colisión pueden impactar con el pequeño y provocarles heridas graves.
  • Si se produce un accidente, siempre que sea posible, hay que sacar al menor del vehículo accidentado en su sistema de retención infantil y nunca hacerlo en brazos, salvo en casos de riesgo inminente.

A ello, según recomiendan, hay que sumar que la seguridad infantil depende del conductor. Se deben respetar las normas de circulación, conducir sin agresividad ni de forma brusca, respetando la distancia de seguridad y ajustando la velocidad a las circunstancias del tráfico.