¿Se puede perder grasa localizada? » LetsFamily
embarazo
perder-grasa-localizada
Actualidad

¿Se puede perder grasa localizada?

No existen muchos estudios al respecto, pero sí que se ha comprobado que la activación de un músculo no hace que se pierda más grasa de esa zona, en comparación con la inactividad de otro músculo, así que no merece la pena matarse a abdominales en el gimnasio para perder la tripita, una de las zonas grasas que más preocupa tanto a hombres como a mujeres.

La grasa se pierde de todas el cuerpo por igual, y podemos hacerlo si conseguimos combinar bien el factor ejercicio con la dieta.

¿Qué ejercicios hacer para perder grasa?

  • Si tienes un porcentaje alto de grasa lo primero es bajarlo con una dieta hipocalórica, es decir, consumir menos calorías de las que gastas acompañado de ejercicio que alterne fuerza con aeróbico.
  • Las pesas son fundamentales para hacer que los músculos crezcan, necesitan grasa para alimentarse y la queman aunque estemos en reposo. Cuanta más masa muscular tengamos, más grasa quemaremos aunque nos quedemos toda la tarde sentados en el sofá, pero hay que trabajarlos al menos 3 veces por semana con ejercicios de todos los grupos musculares: piernas, glúteo, abdomen, brazo, hombro, pecho y espalda.
  • Después de los ejercicios de fuerza es recomendable al menos 30 minutos de ejercicio cardiovascular, que puede ser en bici elíptica, carrera suave o caminata con pendiente. Aunque el ejercicio para quemar grasa más eficaz en este aspecto es el llamado HIIT, una variedad aeróbica que se realiza en intervalos de 30 segundos a un minuto, alternando intensidad fuerte con intensidad suave. Es una forma de oxidar las grasas y hacer que el metabolismo se acelere, incluso horas después de realizar el ejercicio.
  • Una vez alcanzado el porcentaje de grasa deseado, podemos seguir una dieta normocalórica o hipercalórica (igual o superior en calorías a las que gastamos) para poder ganar masa muscular, lo que no significa coger el volumen de un hombre ni mucho menos, simplemente es mejorar nuestra composición corporal, vernos más tonificadas, fuertes y sin zonas antiestéticas con piel flácida.

Para perder grasa, ¡la dieta es la clave!

Por mucho que te machaques en el gimnasio, si no llevas una dieta adecuada no conseguirás nada. Si haces ejercicio habitualmente y comes sano pero no ves resultados, el problema no está en la actividad física sino en la comida. Las proporciones no son las adecuadas a tu objetivo de perder grasa, debes cuidar las cantidades de los diferentes nutrientes pero sin renunciar a ninguno. Las dietas milagro que eliminan carbohidratos o grasas, no crean una adherencia en el tiempo y pueden provocarnos un efecto rebote brutal cuando dejamos de seguirlas.

Nuestra base alimenticia debería estar formada por:

  • Los carbohidratos complejos como las legumbres, cereales integrales o patatas.
  • Proteínas de alto valor biológico como los huevos, las carnes blancas, pescados o lácteos
  • Grasas saludables como el aceite de oliva, el aguacate, el chocolate con alto porcentaje de cacao o la leche entera teniendo siempre como base verduras y frutas
  • Algún capricho de vez en cuando para no crearnos ansiedad.

Es recomendable ponerse en manos de un nutricionista profesional que nos ayude a saber cuáles son las cantidades o porciones que nos corresponden, pues la clave está aquí, en que la dieta se adapte a nuestro objetivo, de nada sirve comer sano si nos pasamos de cantidades o si nos quedamos cortos. Son muchos los factores que influyen en esto y conocernos bien será el comienzo de una vida saludable, activa y que mejore nuestra salud tanto a nivel físico como mental.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo: