Calendario de Vacunas | Qué enfermedades previenen» LetsFamily
embarazo
CALENDARIO-VACUNAS-2019
Bebés

Calendario de vacunas de España

El calendario de vacunas para el 2019 fue aprobado el pasado 15 de noviembre por el Ministerio de Sanidad y los consejeros de las comunidades autónomas, entrará en vigor el 1 de enero, sustituyendo al calendario de vacunas anterior.

En el nuevo calendario se incorporan las recomendaciones para todas las edades, por lo que sustituye al calendario común infantil que había hasta la fecha, también se incluyen las recomendaciones para grupos de riesgo y población adulta.

¿Qué enfermedades se previenen con estas vacunas?

El calendario de vacunas 2019 incluye la prevención de distintas enfermedades infecciosas como son:

La poliomielitis

En virtud de los programas de vacunación, la poliomielitis está erradicada en la práctica. En la gran mayoría de las ocasiones se desarrolla como una infección leve, si bien en uno de cada cien casos puede derivar en parálisis u otras secuelas importantes a largo plazo. La vacuna de la poliomielitis ofrece a los bebés una protección eficaz y segura de por vida.

Difteria, tenanos y tosferina

Contra la difteria, la tos ferina y el tétano existe desde hace bastante tiempo una vacuna combinada. De esta forma prácticamente se eliminó la difteria.

Haemophilus influenzae B

Las bacterias Hib habitan en la faringe de los lactantes y niños pequeños. De ahí pueden pasar al torrente sanguíneo y ocasionar una grave inflamación de las meninges (Meningitis), así como una infección de huesos y articulaciones. En caso de inflamación de la epíglotis, se produce un cuadro agudo de insuficiencia respiratoria.

Sarampión

Los virus del sarampión provocan un resfriado que viene acompañado de fiebre y la erupción cutánea típica del sarampión. Son más peligrosos de lo que cree mucha gente.

Otras complicaciones que aparecen junto con el sarampión son bronquitis o neumonía, una otitis media, convulsiones e incluso una encefalitis que puede ser muy peligrosa o convertirse en crónica. Durante las epidemias de sarampión siguen muriendo hoy en día niños por las complicaciones provocadas, también en los países industrializados.

Rubeola

Los virus de la rubéola provocan en el niño síntomas respiratorios acompañados de fiebre, ganglios en el cuello, malestar general, dolor articular y una erupción por todo el cuerpo que desaparece a los pocos días sin dejar ningún tipo de secuela.

Es una enfermedad eruptiva en principio benigna para ellos pero que tenemos que intentar erradicar ya que para las embarazadas que no la hayan pasado o que no estén vacunadas, contagiarse puede ser fatal para su futuro bebé por las secuelas que le puede producir dicho virus si la madre se lo transmite durante el primer trimestre del embarazo.
Los síntomas son: fiebre leve, hinchazón de los ganglios linfáticos, dolor de las articulaciones y una erupción cutánea

Parotidis

Las paperas es una enfermedad vírica. Conduce a la típica hinchazón de las glándulas parotídeas. Éstas se encuentran delante de los oídos por la zona trasera de la mandíbula inferior. Principalmente afecta a niños en edad escolar, pero también pueden enfermar niños más pequeños. Rara vez se presenta una meningitis denominada (meningitis “urliana”, de características benignas que produce dolor de cabeza y vómitos.

En chicos mayores, se puede complicar, inflamándose los testículos lo que ocasionalmente puede provocar una posterior esterilidad, y en chicas los ovarios dolor de cabeza y vómitos.

Hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad vírica peligrosa. Los virus se transmiten fundamentalmente a través de la sangre. Con una buena protección mediante la vacunación, protegeremos a nuestro hijo.

Si la madre padece una hepatitis B activa y no vacunamos al recién nacido ni le administramos la dosis correspondiente de gama globulina específica, este puede contraer la enfermedad y desarrollar una hepatitis crónica que le causará graves problemas de adulto como cirrosis o insuficiencia hepática.

La vacuna se administra por vía intramuscular en el muslo y se repetirá a los 2 y 6 meses. Si la madre tiene positivo el antígeno de la hepatitis B, además de la vacuna se le proporcionará al niño una dosis de gamma globulina específica frente a dicha enfermedad.

Enfermedad meningocócica C

A toda persona le puede sobrevenir una colonización de meningococos en la zona nasofaríngea. Por lo general, carente de síntomas, a veces puede extenderse, provocando una meningitis y/o una diseminación del germen por la sangre ocasionando un cuadro denominado sepsis meningocócica, que consiste en una erupción por toda la piel en forma de pequeñas agujas de alfiler ocasionadas por la alteración de la coagulación. Éstas van proliferando a la vez que el estado clínico del niño se deteriora, llegando incluso a provocar la muerte del niño si no es tratada a tiempo.

Varicela

La varicela es una enfermedad infecciosa de las denominadas infantiles por acontecer normalmente en esa etapa de la vida, muy frecuente por su gran potencial de contagio. Está producida por el virus herpes zoster, el cual se transmite a través de las lesiones de la piel o por las secreciones respiratorias. Su periodo de incubación suele ser entre 2 y 3 semanas posteriores al contacto de una persona sana, sin haber pasado la enfermedad y normalmente no vacunada, con una afecta de varicela en el periodo eruptivo de la misma.

Las complicaciones son muy raras pero pueden aparecer meningitis, neumonías e incluso lesiones en córnea o queratitis que podrán afectar a la visión.

Virus del papiloma humano

El virus del papiloma humano es la infección de transmisión sexual más frecuente en el mundo; de hecho, el 80% de la población podría padecerla a lo largo de su vida y está relacionada con el 5% del total de los cánceres en humanos, una cifra que sube hasta el 10% en las mujeres.

Enfermedad neumocócica

Al principio no es peligrosa, pero los neumococos pueden distribuirse por el cuerpo y causar enfermedades como la meningitis, una intoxicación de la sangre, bronquitis, así como una otitis media y a veces complicaciones graves o incluso mortales.

Tipos de vacunas según su modalidad

Hasta el momento existen varios tipos de vacunas según la modalidad de introducción del microorganismo:

Vacunas atenuadas

Se componen por el microorganismo vivo pero debilitado. Imita la infección natural, por lo que el sistema inmunológico aprende rápidamente a generar la protección frente al microorganismo.

Vacunas inactivadas

En este tipo de vacunas el microorganismo no está debilitado sino muerto. La desventaja es que es menos efectiva que la vacuna atenuada, y se suele necesitar más dosis para proteger al paciente completamente del microorganismo.

Vacunas de subunidades

Este tipo de vacuna se compone sólo por una o varias partes del microorganismo. Al no contenerlo en su totalidad son más seguras y producen menos reacciones a los pacientes.

Vacunas de toxoides

Es una toxina sometida a un tratamiento para debilidad la capacidad para provocar la enfermedad. Se realiza porque existen algunas enfermedades que se producen a través de una toxina.

Calendario de vacunas 2019

A continuación vamos a mostrarte cuál es el calendario de vacunas para el 2019 dividido en varias secciones: bebés, niños, adultos y otros casos.

1. Calendario de vacunas para los bebés de 2 a 15 meses:

vacunas bebes de 2 a 15 meses

2. Calendario de vacunas para niños 3 a 14 años:

3. Calendario de vacunas para adultos:

4. Calendario de vacunas para otros casos:

Algunas comunidades autónomas tienen previsto ampliar la información y señalar las fechas concretas para la aplicación de las vacunas. Lo más recomendable es asistir previamente a tu centro de salud habitual para asegurar que la vacuna correspondiente se administra en tu centro y en qué periodos.