Los beneficios de la siesta en los niños » LetsFamily
embarazo
Uncategorized

Los beneficios de la siesta en los niños

Los expertos recomiendan que al menos hasta los cinco años los niños duerman siesta. Además del descanso, la siesta favorece la relajación muscular y ayuda al estómago a realizar la digestión. En definitiva, se traduce en un mejor desarrollo.

A esto hay que añadir que durante el sueño se segrega la hormona del crecimiento. Por eso hemos escuchado en tantas ocasiones que a los niños les alimenta el sueño tanto como la comida.

La falta de sueño suele tener repercusión en el estado de ánimo de los niños. Hace que están más irritables, que se porten peor y que tengan dificultades para concentrarse.

Un estudio reciente publicado en la prestigiosa revista The Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) afirma que los niños de 3 a 5 años deberían dormir la siesta en horario escolar para mejorar su rendimiento escolar. Con ese periodo de descanso y de ruptura en su proceso de aprendizaje, refuerzan su capacidad de aprendizaje y de memoria, lo que les permite aprovechar mejor las horas de clase que quedan.

Pero para que este sueño diurno no interfiera en el nocturno, lo ideal es que tu hijo no duerma más de una hora. Así, cuando se despierte aún faltará mucho para que acabe el día y tendrá tiempo de moverse y quemar energía. También es fundamental que se acueste todos los días a la misma hora para que su organismo se acostumbre y que sigáis una misma rutina.

Muchos padres creen que es mejor que sus hijos no duerman siesta, para que caiga rendido por la noche, pero esto puede ser un error. Esta opción puede provocar el efecto contrario, ya que el agotamiento le producirá hiperactividad e irritabilidad, dos factores que pueden impedir la conciliación del sueño nocturno o que éste sea reparador.