5 motivos para llevar a tu hijo mayor a la sala de partos | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

5 motivos para llevar a tu hijo mayor a la sala de partos

Comprender el proceso del nacimiento

Crees que tu hijo debe saber toda la verdad acerca de cómo llegan los bebés al mundo. Has hablado con él acerca de lo que ocurrirá e incluso visto videos explicativos. Presenciar el nacimiento del bebé puede ser una manera de cerrar la etapa de tu embarazo y aceptar naturalmente la llegada de su nuevo hermanito al mundo.

Forjar lazos de amor

Uno de los motivos de más peso para incluir a los hermanos en el nacimiento es que gracias a ello a veces se forjan lazos instantáneos de apego con el nuevo bebé. El hecho de verlo nacer, escucharlo llorar por primera vez y compartir con vosotros los padres esos primeros instantes suele despertarles los sentimientos más puros de amor y de maravilla.

Evitar que se sienta dejado de lado

En el mismo sentido, poder tener a tu hijo contigo durante el parto lo ayudará a no sentirse desplazado por la llegada del bebé. En lugar de verte partir con un bolso y volver a verte solo al día siguiente, el niño puede acompañarte y vivir contigo todas esas largas horas. La eventual separación –pues si das a luz en una maternidad, necesariamente has de pasar algunos días ingresada– será más amable y gradual.

Sentir la mutua compañía y sostén

El parto es una experiencia sumamente intensa y conmovedora. Nada mejor que vivirla acompañada por tu familia, no solo por tu pareja sino también por tus hijos mayores si ellos están dispuestos a compartirla. Tu pareja no se sentirá repartida entre ti y los niños. Y si tienes hijos ya en edad escolar o adolescentes, incluso pueden llegar a sentirse útiles acompañándote, cogiendo tu mano durante las contracciones o alcanzándote agua para refrescarte.

Tu niño manifiesta su deseo

Un motivo que puede decidirte a traer (o no) a tu hijo a la sala de partos es considerar la opinión del propio niño. Hay algunos que se muestran muy entusiasmados por poder permanecer a tu lado en momentos tan especiales. Otros no quieren porque sienten vergüenza o temor. Hazle saber a tu hijo que hasta en el mismo momento del parto tiene permiso para cambiar de idea.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: