Baja menstrual, ¿beneficio o perjuicio para las mujeres?

Comentar: (1)

Compartir:

¿Tienen derecho las mujeres que trabajen fuera de casa a una baja “menstrual” en caso de que sufran dolor durante la regla, es decir, dismenorrea? Y de ser así, ¿qué consecuencias tendría para el colectivo femenino que se aprobara una ley donde las empresas estuvieran obligadas a conceder tres días de baja remunerada mensuales a las empleadas que sufran dolor durante la regla

El debate surgió hace unos días, cuando la cámara baja del parlamento italiano comenzó a debatir la propuesta de cuatro legisladoras del Partido Democrático que plantea precisamente eso: que las empresas, públicas o privadas, concedan a sus trabajadoras, con contrato a tiempo completo o parcial, tres días de baja al mes con el 100% del salario diario si sufren dismenorrea.

Las reacciones no se han hecho esperar, y si entre los partidos políticos las opiniones están divididas, la sociedad tampoco se alinea en un mismo lado. Estos son los argumentos de quienes se muestran a favor y también los de quienes se sitúan en contra de la medida.

A favor

Quienes se sitúan en esta postura recuerdan que en países como Japón las mujeres profesionales disfrutan de este permiso desde 1947, al igual que las de Corea del Sur, donde la ley se aprobó en 2001, Indonesia o Taiwan. Su argumento es que nadie se mostraría en contra de que un hombre se quedara en casa determinados días al mes si sufriera una enfermedad crónica que no le impidiera rendir en el trabajo. Además, se trata de una medida que solo se haría efectiva en caso de dolor menstrual, por lo que no podrían disfrutar de ella todas las mujeres, ya que habría que probar con un certificado médico que se padece dismenorrea. Los que apoyan esta ley aseguran que es un paso hacia delante en el reconocimiento de una realidad que afecta a entre el 60 y el 90% del colectivo femenino.

En contra

 En el otro lado de la balanza se encuentran aquellos que creen que esta medida supondrá un perjuicio para las mujeres que trabajan fuera de casa ya que sufrirán las consecuencias de un mercado que ya penaliza a las profesionales madres -según el ISTAT, el instituto nacional de estadística italiano, casi un 25% de las mujeres embarazadas son despedidas durante el embarazo o justo después de dar a luz aunque el despido en esas condiciones no sea legal-. De hecho, Italia cuenta con los índices más bajos de toda la Unión Europea en cuanto a participación femenina en el campo laboral: sólo el 61% de las italianas trabaja, mientras que la media europea se sitúa en un 72%, algo que según los expertos se debe a las trabas que los empresarios ponen a las madres trabajadoras. Quienes creen que apoyar esta medida sería un error aducen que es una dificultad más para las mujeres trabajadoras, ya que el empresario se puede ver inclinado a no contratarlas si sabe de antemano que tendrá que prescindir de ellas tres días al mes.

 

De aprobarse esta ley, Italia sería el primer país de la Unión Europea en reconocer este tipo de permiso. Ni España ni el resto de países europeos parecen estar cerca de planteárselo, aunque tampoco Italia había dado muestras de estar trabajando en esa dirección. ¿Sería buena idea que acabara implantándose esta ley o supondría un perjuicio para las mujeres trabajadoras?

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

1

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Comentarios

Entonces es como estar de baja por enfermedad?

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados