¿Cómo lograr que se acuerde de lavarse las manos? Mira el experimento de una profesora para lograrlo

Comentar: (0)

Compartir:

Hay frases que nunca nos cansaremos de repetir a nuestros hijos. “A la cama”, “lávate los dientes”, “ponte el abrigo”... Una de las que más les cuesta obedecer es: “Lávate las manos antes de comer”. 

Hay varias razones que lo explican. Para empezar, los niños suelen llegar con hambre a la mesa, y lavarse las manos supone añadir dos minutos más. Pero sobre todo, encuentran aburrida una tarea que no saben muy bien para qué sirve. Eso es precisamente lo que trató de cambiar Donna Gill Allen, una profesora de  Grays Creek (Carolina del Norte) poniendo en marcha un experiemento que no solo dejó completamente sorprendidos a sus alumnos sino que su prueba se hizo viral en cuanto la colgó en su facebook, logrando más de 50.000 reacciones y decenas de miles de comentarios 

 

Lo que llevó a cabo con los alumnos de su clase fue un ejercicio para el que solo necesitó unas rebanadas de pan de molde, tres bolsas de plástico como las que usamos para guardar los bocadillos de la merienda y unos guantes. Primero se puso los guantes y delante de los niños metió una de las rebanadas en la bolsa de plástico transparente. A continuación, con las manos lavadas, metió otra rebanada de pan en otra de las bolsas de plástico. Por último, pidió a todos los niños que tocaran la tercera rebanada sin lavarse las manos y cuando acabaron, la metió en la bolsa de plástico que quedaba.

 

Los efectos de los gérmenes no tardaron en dejarse ver: pasados unos días, el aspecto de la bolsa  que contenía la rebanada guardada tras pasar por las manos de los niños era muy diferente  a la de las otras dos. Mientras las dos primeras estaban prácticamente igual que el primer día, esta tenía un color verdoso en toda la rebanada, donde los gérmenes habían actuado a sus anchas.

El propósito del experimento se cumplió: los alumnos de la profesora Donna Gill Allen saben ahora qué ocurre si no nos lavamos las manos antes de comer porque lo han visto con sus propios ojos. Una buena razón para no saltarse el lavado de manos a partir de ahora.

 

Pantalla contra los gérmenes

Si nuestra rutina no incluyera hábitos de higiene como lavarse a diario se multplicaría el contagio de enfermedades. En eso coincide todo el colectivo médico, ya que esos organismos microscópicos que pueden causar enfermedades e infecciones se propagan de distintas formas y una de ellas es el contacto físico.

Por eso, lavarse la manos adecuadamente es la primera línea de defensa frente a la propagación de  enfermedades de distinto tipo y gravedad como la meningitis, la bronquiolitis, la gripe, la hepatitis.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

 

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados