Evolución y beneficios de la lactancia materna

Comentar: (0)

Compartir:

Evolución y beneficios de la lactancia materna

Celebramos la Semana Mundial de la Lactancia Materna y es un buen momento para recordar los enormes beneficios para la salud de esta forma de alimentación natural y cómo ha evolucionado hasta nuestros días.

La historia 

Aunque ahora nos parezca normal ver a los bebés alimentándose con leche de fórmula, en realidad esta tendencia es casi una moda si tenemos en cuenta que, desde el principio de la historia, los bebés mamíferos han sido amamantados. La leche artificial es un invento moderno: se creó en el siglo XIX para que las mujeres pudieran incorporarse al mercado laboral y durante el siglo XX su uso se popularizó tanto que, en las décadas de los 50 o 60, se creía que este producto era igual o mejor que la leche materna

 

Después de que la ciencia haya demostrado la eficacia de la lactancia materna respecto a los preparados industriales, son muchas familias las que se plantean la duda sobre cómo alimentar a su hijo adecuadamente. 

 

¿Y cuáles son los beneficios de la leche materna?

Para los bebés son incontables. Se podría decir que darles el pecho es el mejor seguro de salud que podemos darle a nuestros hijos. Y cuanto más tiempo amamantemos, los beneficios se multiplican. Algunos de ellos son:

 

  • Es el alimento perfecto: proporciona los nutrientes necesarios para el bebé (proteínas, vitaminas y grasas) en la proporción adecuada y a la temperatura correcta (sin riesgos de contaminación). Además, su composición va variando y adaptándose a las necesidades del pequeño en las diferentes etapas de su crecimiento.
  • Se digiere fácilmente, por tanto previene problemas digestivos como gases o cólicos.
  • Es un vehículo de transmisión de anticuerpos de la madre, de manera que alarga la inmunidad natural del bebé y ayuda a que éste empiece a formar su propio sistema inmunológico.
  • Reduce la predisposición a enfermedades respiratorias y alergias: los bebés que se alimentan con leche materna exclusivamente durante los primeros seis meses de vida tienen menos infecciones en el oído o enfermedades respiratorias como el asma. También sufren menos alergias tanto alimenticias como cutáneas.
  • Protege contra la obesidad: El bebé, al mamar a demanda se autoregula. Los mecanismos de hambre/ saciedad se desarrollan adecuadamente y se acostumbra a comer solo la cantidad necesaria.
  • Predispone a aceptar mejor los sabores nuevos, ya que ha entrado en contacto con ellos a través de la leche materna.

 

Y para la madre:

  • Ayuda a recuperarse del parto, ya que la succión acelera la vuelta del útero a su tamaño normal y también hace que la madre pierda peso más pronto.
  • Libera hormonas como la oxitocina o la prolactina que producen sensación de felicidad y tranquilidad, muy beneficiosas en el posparto.
  • Amamantar reduce el riesgo de padecer ciertos cánceres como el de mama y el de ovario, además de enfermedades como diabetes tipo 2, artritis reumatoide o enfermedad cardiovascular.

 

Recomendaciones de la OMS

Por todos estos beneficios, hace ya años que la Organización Mundial de la Salud recomienda alimentar a los bebés exclusivamente con leche materna durante sus primeros seis meses de vida y preferiblemente, continuar lactando en combinación con otros alimentos hasta los dos años.

 

En la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la OMS recuerda este año que dar el pecho es la base para una buena salud de bebés y mamás y que, además, previene el hambre y la malnutrición, además de asegurar la seguridad alimentaria de los bebés en todas las circunstancias.

Aunque hay que resaltar, que la decisión sobre cómo alimentar a su hijo, ha de tomarla la madre, sin presión ni prejuicios, todas las opciones son respetables.

 

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados