La lactancia materna celebra su Semana Mundial

Comentar: (0)

Compartir:

Semana mundial de la lactancia materna

Desde hace 25 años, World Alliance for Breastfeeding Action (WABA) celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna entre el 1 y el 7 de agosto para fomentar esta práctica que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), resulta tan beneficiosa para los bebés. Entre otras razones, porque aporta todos los nutrientes que necesita el niño para un desarrollo sano, ya que contiene anticuerpos que ayudan a proteger a los lactantes de enfermedades frecuentes en la infancia como la diarrea y la neumonía, dos de las principales causas de mortalidad en la niñez en todo el mundo. 

Sin embargo, no es la única razón por la que la OMS fomenta la lactancia materna entre todas las madres que puedan dar el pecho. Estos son otros argumentos que hablan de los beneficios de la lactancia materna:

  • Beneficios para las madres. Dar el pecho también tiene ventajas para la mujer, ya que reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario así como de diabetes tipo 2.
  • Beneficios para el bebé. Según la OMS, las leches artificiales no contienen los anticuerpos que hay en la leche materna.
  • Vínculo con el bebé. Dar el pecho no solo cubre necesidades alimenticias sino que ayuda a crear un fuerte vínculo con el recién nacido.
  • Proporción y temperatura adecuada. Tanto la cantidad -si es a demanda- como la temperatura de la leche materna son las ideales para el bebé cuando se da el pecho, según los pediatras.
  • Combinación perfecta de nutrientes. Además de incluir las vitaminas, proteínas y grasas que el bebé necesita, su composición va cambiando conforme crece el bebé para satisfacer sus necesidades en las diferentes etapas de desarrollo.
  • Fácil de digerir. Al ser fácil de asimilar y digerir para el bebé, resulta un alimento que puede prevenir diarreas o estreñimientos.
  • Correcto desarrollo de la mandíbula y los dientes. El acto de succión, que en el caso de hacerse con tetina es un movimiento más pasivo, fomenta el buen desarrollo tanto de la mandíbula como de los dientes.
  • Menos riesgo de obesidad. Al tener la composición perfecta y la cantidad ser autoregulada, las probabilidades de aumentar demasiado de peso son muy bajas.
  • Inmunidad natural más dilatada en el tiempo. La leche materna alarga el periodo de inmunidad natural, porque los anticuerpos que provienen de la madre son específicamente aquellos que le permiten combatir los peligros a los que está expuesto en su medio ambiente. 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados