Se buscan personas que abracen bebés prematuros

Comentar: (0)

Compartir:

Se buscan personas que abracen bebés prematuros

Venir al mundo antes de lo esperado suele requerir muchos cuidados, especialmente si esa llegada se adelanta varios meses. Los grandes prematuros que no pueden seguir desarrollándose por sí solos debido a su bajo peso o a que todavía sus órganos no están del todo formados necesitan alimentación, además de una incubadora que recree un ambiente con la humedad y temperatura adecuados. Pero no basta con eso. También el calor y la calidez humana son importantes, y por eso el  desarrollo de los prematuros es más rápido cuando reciben el cariño y los abrazos de los adultos, incluso aunque no sean sus padres.

Es la razón de que la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Hospital General Saint Boniface en Winnipeg (Canadá) lanzara hace unas semanas un llamamiento muy especial: buscaban voluntarios que pudieran abrazar a los bebés prematuros de la unidad cuyos padres no podían estar allí con ellos. Ahora tienen decenas de colaboradores con una de las labores de voluntariado más especiales y gratificantes del mundo, según los propios voluntarios. Su programa, bautizado como Baby Cuddler (“abrazadores de bebés”), está ayudando a muchos bebés prematuros a salir adelante, según señalan los especialistas. En especial a los recién nacidos que vinieron al mundo antes de tiempo de madres con problemas de adicción, quienes son internadas en centros de rehabilitación tras el nacimiento, siendo imposible para sus bebés el que sean sus madres quienes puedan darles calor humano.

Beneficios para el bebé de recibir abrazos

Según los estudios publicados hasta la fecha, los abrazos a bebés prematuros y el contacto piel con piel tiene efectos muy positivos, que se dejan ver desde los primeros momentos. Por ejemplo, consiguen relajar al recién nacido, haciendo que bajen sus niveles de estrés y facilitando que concilien el sueño.

De hecho, los prematuros que son abrazados desde el primer día suelen adquirir mejores hábitos de sueño, además de desarrollarse más rápidamente. En opinión de los pediatras, a la hora de sacar adelante a un bebé prematuro son tan importantes las más avanzadas tecnologías como los buenos cuidados humanos, y si esos cuidados son individualizados, mejor. Se ha demostrado que proporcionar cariño y calor mediante abrazos no solo reduce el estrés ambiental para el bebé y facilita una recuperación más rápida, sino que también hace que los prematuros regulen mejor su temperatura.

Aunque el llamamiento de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Hospital General Saint Boniface ha atraído la atención de muchos medios, lo cierto es que no es el primer centro que busca voluntarios que den abrazos a los bebés. Ya lo había hecho anteriormente el hospital Thomas Jefferson University de Filadelfia. Gracias a todos los voluntarios que se ofrecieron entonces a abrazar a bebés, decenas de ellos pudieron salir adelante.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados