Una mujer da a luz a dos “mellizos” de distintos padres

Comentar: (0)

Compartir:

¿Es posible tener dos bebés en el mismo parto y que estos no sean biológicamente hermanos? O dicho de otra forma: ¿existe la posibilidad de que una mujer se quede embarazada estando ya embarazada?

Por sorprendente que parezca, la respuesta es sí. La protagonista de esta historia es  Jessica Allen, una madre de dos hijos residente en California que aceptó gestar el bebé de una pareja china que tenía dificultades para tener hijos.

Allen, de 31 años, creía que ninguna mujer debería vivir su vida “sin experimentar el amor y el lazo de una madre con su hijo”, declaró a ABC News. Así que tras consultarlo con su cónyuge, que estuvo de acuerdo, se ofreció para la gestación subrogada. En abril del año pasado un único embrión masculino de la pareja china se implantó en el útero de Allen en un centro de fecundación in vitro ubicado en Irvine. Y nueve días después, los análisis confirmaron el embarazo. Hasta esta parte de la historia, todo transcurría dentro de la normalidad.

Sin embargo, una sorpresa llegó semanas después, cuando en una ecografía rutinaria su médico le dijo que venían dos bebés. Según cuenta Jessica Allen, tanto ella como el médico pensaron que aunque la posibilidad de una división de embriones era muy pequeña, había ocurrido, por lo que el segundo bebé sería un gemelo idéntico del primero. Por lo demás, el embarazo transcurrió con normalidad hasta que en la semana 38 de gestación, Allen dio a luz meddiante cesárea a lo que tanto ella como los médicos y la pareja para la que hacía de gestante creía que eran gemelos. En el Hospital de la Comunidad de Riverside donde dio a luz no le enseñaron a los bebés, por lo que se fue a casa con su marido y sus hijos sin sospechar nada.

Un extraño fenómeno: la superfetación

Fue un mes después cuando se enteró de una noticia totalmente inesperada, y es que una prueba de ADN confirmó que el segundo bebé no era un gemelo del embrión implantado sino un hijo biológico de ella y su marido. “No entendíamos cómo había pasado”, contó después a ABC News. Sin embargo, hay una explicación científica: la superfetación. Se trata de un extraño fenómeno que ocurre en muy contadas ocasiones y consiste en que la mujer embarazada continúa ovulando después de que comience la gestación, por lo que es capaz de concebir un segundo hijo que se gesta simultáneamente junto con el primer feto.

El resultado suele ser la concepción de mellizos de diferente edad gestacional, y en casos muy raros, incluso de padres distintos. Sin embargo, hasta ahora no se había documentado ningún caso con una mujer que se hubiera ofrecido a gestar el hijo de otra pareja. Tras el shock inicial, Jessica Allen y su marido, Wardell Jasper, se reencontraron con su hijo el pasado  mes de febrero. Ahora el niño, rebautizado como Malachi, tiene ya 10 meses y es parte de la familia, que asegura que aunque no lo planearon están muy contentos de tener una familia numerosa. 

Puede que también te interesen los siguientes artículos:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados