¿Afecta la luna las posibilidades de concebir? | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

¿Afecta la luna las posibilidades de concebir?

Dos ciclos de duración similar

Las primeras relaciones que se establecieron entre la luna y la fertilidad femenina están dadas por el hecho de que tanto el ciclo lunar como el ciclo menstrual femenino tienen una duración parecida: el ciclo menstrual promedio dura 28 días, el ciclo lunar, poco más de 29. Otras especies de mamíferos tienen ciclos de diferentes duraciones y a nadie se le ocurrió asociar tal o cual fase de la luna con más nacimientos de conejos, de ballenas o de zarigüeyas. En efecto, que los ciclos femenino y lunar tengan una duración similar -vamos, que ni siquiera idéntica- no implica ninguna correlación de causa-efecto entre ellos.

Pero, ¿no nacen más bebés con la luna llena?

En algunas sociedades se han observado tendencias a concebir más bebés durante la luna llena, pero esto ocurre ¡cuando la luna es la única fuente de luz nocturna! No es que la luna influya en la fertilidad, sino que más parejas mantienen relaciones sexuales y, por ende, se producen más cantidad de embarazos. En 2001,  Daniel Caton, un astrónomo norteamericano, analizó más de 70.000 nacimientos y no encontró ninguna correlación en la cantidad con la fase de la luna.

Sin embargo, no alcanza con la ciencia para destronar las creencias populares, y por eso se sigue escuchando frases como “si aún no te has puesto de parto, espera a la próxima luna llena y verás”.

El calendario lunar como método para predecir el sexo

Así como existen la tabla maya y la tabla china, y no deben ser tenidas en cuenta más que como juegos, también se puede tratar de predecir o adivinar el sexo del bebé basándose en cómo estaba la luna al momento de concebir. Al respecto se dice que cuando la ovulación se produce en los días de luna llena, aumentan las posibilidades de tener una niña, y en cambio, la luna nueva favorece la concepción de un niño.

Siempre y cuando no te lo tomes en serio, puedes divertirte intentando adivinar el sexo de tu bebé basándote en este método. Solamente no te frustres si no se llega a cumplir: de acuerdo con la ciencia, tienes exactamente la mitad de posibilidades de acertar.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: