Alergias alimentarias, ¿por qué cada vez hay más? | LetsFamily
embarazo
Actualidad

Alergias alimentarias, ¿por qué cada vez hay más?

La razón es que es alérgico a ellos, y si los consumiera podría sufrir una reacción grave. La imagen es cada vez más común en nuestro país. Tanto que se calcula que en los últimos años el número de alérgicos a productos alimenticios se ha duplicado, rondando el 8% de la población, y no deja de crecer. Un aumento espectacular que los espcialistas achacan a la actual dieta occidental y su relación con la flora intestinal.

Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences analizó la variedad de bacterias intestinales en dos grupos de niños, uno situado en Italia y otro en Burkina Faso, observando que era muy diferente. “Los niños de la aldea africana viven en una comunidad que produce y cocina sus propios alimentos”, decían los autores del trabajo. “Su forma de alimentación es básicamente vegetariana y escasamente procesada, es una dieta “afín a nuestros genes”, radicalmente diferente de la de los países desarrollados”, explicaban, tras lo que se concluía que la alimentación occidental actual tenía como resultado una menor diversidad bacteriana en el intestino infantil, lo que puede estar relacionado con el aumento de las alergias.

No es la única teoría acerca del espectacular aumento de las alergias alimentarias en los niños. En los ultimos años también ha ido ganando adeptos la llamada teoría de la higiene, que achaca ese incremento de alergias a entornos con una limpieza escrupulosa por la que el cuerpo no aprende a luchar contra “enemigos” naturales, ya que el sistema inmunitario no madura como debería, lo que podría explicar las grandes diferencias entre países menos desarrollados económicamente y el mundo occidental en cuanto al número de alergias.

 

Las más comunes

Entre los menores de cinco años, las alergias más comunes son el huevo y la leche de vaca. Sin embargo, esas alergias suelen disminuir con la edad (entre un 50 y un 80% de las alergias alimentarias en niños desaparecen con el tiempo). Otra alergia frecuente en los dos primeros años de vida es la alergia al pescado. En cuanto a las relacionadas con las frutas y los frutos secos, que son las mayoritarias, suelen darse a partir de la adolescencia.

Entre los síntomas que pueden alertarnos, que tienen lugar inmediatamente o a las pocas horas de ingerir el alimento, son muy variados. Sin embargo, los más comunes se presentan en forma de picor en la boca, dificultad respiratoria, urticaria, hinchazón de cara, lengua y garganta, náuseas, vómitos… La anafilaxia, que es la manifestación alérgica más grave, implica además de síntomas cutáneos, dolor torácico, hipotensión y arritmias cardiacas que se combaten con adrenalina.