Amniocentesis (La punción del líquido amniótico) | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Amniocentesis (La punción del líquido amniótico)

Del líquido amniótico se obtienen células fetales con información genética para ser analizada. De esta manera, se pueden excluir con gran exactitud numerosos fallos cromosómicos. La punción del líquido amniótico (término médico: amniocentesis) no se realiza hasta finalizar la semana 14 de embarazo. Antes de ese momento no se deberían realizar punciones, debido a que puede dar lugar a frecuentes complicaciones.

El método

Bajo un control ecográfico constante, se introduce una aguja hueca muy fina) en el saco amniótico (diámetro exterior aproximadamente 0,7 mm), sin causar daño al feto. Se extraen de 10 a 15 ml de líquido amniótico, es decir, menos de una décima parte de la cantidad de líquido amniótico total. La pérdida se repone rápidamente otra vez en el saco amniótico. La punción en sí dura de uno a dos minutos y provoca en la mayoría de las mujeres, ligeros tirones en la barriga. Inmediatamente después de la punción se cierra el agujero provocado por la aguja ya que el tejido es muy elástico.

Con las células fetales dentro del líquido amniótico se hacen cultivos, que necesitan algún tiempo para crecer y para reproducirse. Después de aproximadamente unos diez días se tienen los resultados de la punción. Es posible obtener el mismo día resultados a través de un test rápido. Para ello sólo se necesitan algunas gotas de líquido amniótico.

Para poder excluir la espina bífidacon con seguridad, debemos detectar la alfafetoproteina AFP y la enzima acetilcolinesterasa : AChE en el líquido amniótico.

Riesgos

La amniocentesis tiene como cualquier punción el riesgo, de provocar un aborto espontáneo. Este riesgo de aborto se estima en 0,5-2 % aproximadamente ( según la semana de la gestación en que se realice la técnica) . En pocos casos se puede producir la pérdida de líquido amniótico por la vagina. Pero normalmente cuando esto sucede, se cierra otra vez y el resto del embarazo se desarrolla sin complicaciones. Rara vez se puede producir una infección o una hemorragia.