¿Chupete - sí o no?

Comentar: (14)

Compartir:

Chupete

¿Quiero que mi hijo crezca con un chupete o le ahorro esta adicción? El tema chupete es muy sensible y muy discutido entre padres jóvenes. La ciencia ya ha dado su opinión hace tiempo.

El reflejo de succión está ya presente en el feto cuando está en el útero materno, pudiendo verlo en ecografías succionándose el dedo o una mano. Este reflejo es fundamental para el inicio de la alimentación ya que por medio de él, el bebé podrá estimular el pecho de la madre para que ésta segregue las hormonas apropiadas para que se produzca la leche materna y fluya hasta el exterior. Por otro lado, si el bebé toma biberón, la toma del mismo no se produciría si el recién nacido no succionara.

Durante las tres primeras semanas de vida no está muy recomendado el uso del chupete, debido a que puede confundir al bebé a la hora de tomar alimento: el niño realiza una succión no efectiva que puede interferir con el hecho de darle el pecho y por otro lado muchas veces le agota estar chupando sin parar y cuando debe mamar o tomar el biberón,está cansado.

Pasadas las primeras semanas de vida, se recomienda utilizarlo, ya que es beneficioso para disminuir las posibilidades de muerte súbita infantil en niños normales menores de 1 año y sin patología previa.

El chupete también puede ser un método muy bueno para dormir al bebé porque lo puede regular él mismo y así supone una forma independiente para tranquilizarse, cuando por ejemplo se despierten durante la noche, hecho que ocurre con frecuencia durante el primer año de vida.

A partir del año de vida, deberemos intentar quitarlo por varios motivos. Por un lado, la formación de la arcada mandibular se puede ver comprometida al ocasionar un paladar ojival por el empuje continuo del chupete contra el techo de la boca, lo que ocasionará una mala oclusión de ambas mandíbulas, que tendrá que ser corregida mediante ortodoncia. Por otro lado, al iniciar la guardería, los niños que lo llevan son más proclives a padecer enfermedades contagiosas, debido al intercambio de chupetes que se produce a estas edades. Por tanto intentemos que cuando el niño inicie la guardería ya no utilice chupete.

Si lo utiliza, es conveniente que la tetina sea proporcional a la boca del niño, ya que si el chupete es muy grande puede interferir con la respiración del niño y si es muy pequeño y el niño succiona con avidez, podemos encontrarnos con lesiones en la lengua por auto mordedura cuando tienen dientes. También es recomendable que el chupete sea de calidad contrastada y de una buena marca, que nos garantice que no se rompa, ni pueda ser ingerido por el niño; si es de una sola pieza y su pezón es anatómico, mejor que mejor.

¡Nunca metas el chupete de tu hijo en tu boca para limpiarlo! Existe riesgo de una transmisión de caries y virus.Tampoco es bueno poner sustancias azucaradas en el mismo para calmar al bebé. Deberemos mantener una higiene por medio del lavado del mismo con agua y jabón, no siendo necesaria la esterilización mediante ebullición.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

14

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Comentarios

Mi hija tiene ya 3 meses y medio y todavía no me ha llegado la famosa canastilla que regalabais

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies