¿Qué agua para el biberón?

Comentar: (0)

Compartir:

Biberón con agua

Qué tipo de agua es la más adecuada a la hora de preparar el biberón de nuestro hijo, es una duda que asalta a todas las madres. Te ayudamos a resolverla.

Si le dais el biberón, deberás utilizar un agua de mineralización muy débil, ya que es la mejor para disolver la leche en polvo, al no alterar su composición, y la más conveniente como agua para beber, puesto que su baja concentración de minerales no sobrecarga los riñones de tu bebé.

La preparación del biberón ha de realizarse con mucha higiene:

  • Lavarse las manos es imprescindible.
  • Calentar agua y una vez esté tibia, echarla al biberón.
  • Añadir los cacitos rasos del polvo de leche adaptada en la proporción recomendada.
  • Le leche reconstituida se debe agitar suavemente de forma continua, hasta que no queden grumos, ya que éstos pueden obstruir el orificio de la tetina.
  • Debes guardar el medidor de la leche en un sitio, libre de contaminación. Debes también tapar el bote de leche, una vez lo hayas utilizado.
  • Si utilizas leche adaptada líquida, se calienta una vez introducida en el biberón, sin que el envase permanezca abierto más de 24 horas. Por lo general, no es recomendable calentar el biberón en el microondas porque no se recibe el calor de manera homogénea, pudiéndose quemarse la boca el bebé si lo toma inmediatamente. En caso de usar microondas, calientalo como máximo durante 30 segundos, y agitalo cuando lo saques. Comprueba la temperatura de la leche antes de ofrecérsela al bebé. Deberá estar tibia.
  • El agua del biberón debe ser siempre fresca. Utilizar agua mineral embotellada con la leyenda “apta para lactantes”. El agua del grifo y el de botellas ya abiertas, hay que hervirla antes de su uso durante un minuto tras el comienzo de la ebullición, y añadir un minuto más por cada mil metros por encima del nivel del mar. Un hervidor de agua es lo más práctico. Recomendamos utilizar para la preparación de los biberones, agua mineral indicada para la alimentación infantil, la cual no es necesario hervir, ya que está exenta de parásitos, pero no olvides mantener una buena higiene, lavando tus manos, las tetinas y los biberones.
  • El agua del grifo es apropiada para la preparación de alimentos si en tu casa no hay tuberías de plomo (una inspección analiza las muestras en mercurio, plomo, cadmio y zinc), y si el nivel de nitrato está por debajo de los 20 mg por litro (preguntar al suministrador de agua o en la asociación de consumidores).

Consulta la lista de aguas reconocidas en España en el portal de la Agencia Española de Seguridad alimentaria y Nutrición

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies