10 consejos para una buena adaptación a la guardería » LetsFamily
embarazo

10 consejos para una buena adaptación a la guardería

1.- Anticipa lo que va a pasar

Hablar en casa del cole, recorrer con el niño el camino hasta la guardería para que se vaya familiarizando con el trayecto, leer en casa cuentos sobre el tema, jugar con muñecos a “la guarde”, contarle cómo recordamos nuestros primeros días en la escuela infantil, hablar con el niño de lo que hay en el aula, de lo que sepamos que va a hacer en clase… Todo vale para crear un clima de familiaridad.

2.- Graduar la asistencia

Normalmente, en las escuelas infantiles diseñan un calendario de mínimos según el cual los niños se incorporan por turnos durante la semana: unos pocos van lunes y miércoles, otros martes y jueves… O bien establecen un horario de modo que algunos vayan las dos primeras horas y los otros las dos siguientes… En todas las escuelas infantiles hay niños que empiezan más tarde, o que acuden durante un periodo mucho más prolongado en horario reducido para que se vayan adaptando poco a poco. Cada niño y sus padres tienen sus ritmos, y en las escuelas infantiles están acostumbrados a respetarlos. Si vuestro trabajo os permite hacer un aterrizaje más gradual en la rutina, aprovechadlo. Y si no es posible, no os sintáis mal: vuestro hijo se va a adaptar estupendamente.

3.- Los primeros días, mejor con papá o mamá

En muchas escuelas está establecido que los primeros días el niño esté acompañado por su padre o por su madre. Es una buena manera de generar confianza en el nuevo espacio y las nuevas rutinas y de empezar a establecer un vínculo con la educadora desde los brazos de las figuras de referencia del niño y les da seguridad.

4.- Siempre hay que despedirse

Cuando llevamos al peque a clase, siempre, siempre, siempre, nos tenemos que despedir de él. Aunque llore o proteste. “Cariño, me voy a trabajar y tú te quedas en el cole con Adela y con los niños, después de comer vengo a buscarte”. Un beso, un “te quiero”… Darles referencias claras para ellos, como “después de comer”,”después de jugar en el patio” o “después de la siesta” les ayudará a saber a qué atenerse.   Los niños pequeños llevan mal la incertidumbre, y marcharse aprovechando un momento de distracción solo hará que se sienta abandonado.

5.- Las despedidas, mejor cortas

Somos nosotros, los padres, quienes tenemos que poner límites. La despedida tiene que ser afectuosa, positiva… y breve. Alargar el adiós en la puerta del cole ralentiza todas las rutinas del aula y causa más angustia en el niño. Una explicación corta, un beso bien gordo y nos vamos con una sonrisa.

6.- El objeto de apego

Si lo permiten en la escuela infantil de tu hijo, a algunos niños les viene bien llevarse un objeto de apego: un muñeco al que le tengan cariño, su mantita… algo familiar que les haga sentirse conectados a su hogar, ya que les da seguridad.

7.- Puntualidad al dejarle y al recogerle

Fundamental. Si llegas con el tiempo justo siempre vas a tener más nervios, y se los transmitirás. Y para el niño es muy importante que estés puntual para recogerle.

8. Disfruta con tu peque cuando sale del cole

Pasar tiempo en la guardería implica estar lejos de ti, su figura de referencia. Lo que quieren los niños, todos, es estar con sus padres, y en los primeros años de vida, especialmente, con su madre. Cuando le recojas, olvídate de todo lo demás y juega con tu hijo, llévale al parque, habla con él, valora lo que hace en el cole…

9.- Habla con su educadora

Nadie conoce a tu hijo mejor que tú. No tengas ningún problema en hablar con la educadora de tu hija o tu hijo sobre su evolución, cualquier cambio de actitud, lo que te inquieta…  La agenda en la que apuntan en muchos centros cómo le ha ido el día al peque es de gran ayuda.

10.- Coordínate con la escuela para introducir cambios en la vida de tu hijo

Dejar el biberón, dejar el chupete, organizar el menú diario para que la comida de la guarde y la cena en casa sean equilibradas… Todos estos aspectos deben coordinarse con la escuela, para que la estrategia sea conjunta.