5 nombres que no deberías ponerle a tu bebé » LetsFamily
embarazo

5 nombres que no deberías ponerle a tu bebé

¡Qué difícil puede ser encontrar el nombre perfecto para tu bebé! Todos tenemos nuestros favoritos de toda la vida, pero, ¿qué pasa si resulta que a nuestra pareja no le gustan? O tal vez queremos un nombre único… y justamente ese nombre que tan bien sonaba se pone de moda. Aquí no te diremos qué nombre has de elegir, sí te diremos cuáles deberías evitar. Por supuesto que estos son consejos que no deben seguirse necesariamente al pie de la letra: la última palabra la tenéis vosotros.

Un nombre que eligen los abuelos

Aún antes de conocerte, la madre de tu marido había decidido que su primer nieto debía llamarse igual a su hijo. O, como ella no tuvo hijas mujeres, decide que su nieta debe llamarse con determinado nombre de su elección. Si dichos nombres resultan del agrado de vosotros, los padres, no hay ningún motivo para evitarlos. Pero jamás deberíais  que ninguno de los abuelos, imponga unilateralmente el nombre del bebé. ¡Los padres sois vosotros!

Un nombre que queda mal con vuestros apellidos

Prestad mucha atención a las iniciales a la hora de elegir un nombre. A ver, que si el apellido del bebé será Damaso Espino, probablemente no deberíais llamarlo José Omar. De la misma manera, una buena idea es atenerse a la regla de elegir un nombre corto y sencillo para un apellido rimbombante, y al revés, un nombre que destaque si el apellido es muy común.

Un nombre con referencias culturales demasiado cercanas

Una cosa es elegir homenajear a la protagonista de una novela o película decimonónica que has admirado desde niña, y otra diferente es inspirarte en las listas de los shows más vistos en Netflix… La cultura friki está en su apogeo, y son muchos los padres que optan por nombres para sus bebés tomados de películas o de series. Lamentablemente, estos nombres que ahora están de moda y suenan tan chulos, dentro de unos años tal vez suenen ridículos.

El nombre que querías para tu niño si te toca una niña

Hay nombres que suenan muy bien para uno u otro sexo y entonces no hay problema. Pero si siempre habías soñado con llamar a tu hijo Rodolfo, Arturo o Damián, y resulta que esperas una niña, no deberías encapricharte con la decisión. ¿Rodolfa, Artura, Damiana? Mejor elegir una alternativa antes que condenarla a un nombre que, como mínimo, sonaría muy extraño.

Un nombre que no te agrada

Finalmente, no deberías llamar a tu bebé con un nombre que te trae recuerdos desagradables (aquella compañera que siempre te hostigaba en el cole, por ejemplo) solo porque todos los demás están convencidos de que suena estupendo. Procura no darte por vencida si tu pareja y tú no os ponéis de acuerdo. Seguramente podáis llegar a una solución de compromiso con un nombre que no os disguste a ninguno de los dos, si bien no sea vuestro favorito.