Adiós a la cuchara, llega el Baby Led Weaning » LetsFamily
embarazo
Baby lead weaning

Adiós a la cuchara, llega el Baby Led Weaning

El Baby Led Weaning (BLW), traducido al español como “alimentación complementaria a demanda”, consiste en dejar que sea el bebé quien manipule los alimentos con sus manos y se los lleve a la boca, en lugar de darle papillas o purés (triturados) con la cuchara. De esta manera, es el propio bebé quien decide qué come y en qué cantidad. “El objetivo es basar la introducción de la alimentación complementaria en el desarrollo fisiológico de los bebés durante el primer año de vida”, explica la doctora Ana Martínez Rubio, de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap).

La lactancia materna proporciona el alimento ideal para el lactante en los seis primeros meses y, acompañada de una alimentación complementaria adecuada, hasta al menos los 2 años de edad, “el momento oportuno para la introducción de la  alimentación complementaria debería estar guiado tanto por las necesidades nutricionales como por la madurez neurológica y por el interés que muestre el niño por los alimentos”, detalla la experta.

Los pediatras de atención primaria aseguran que “este método no debería iniciarse antes del sexto mes y que puede introducirse siempre que el lactante haya adquirido ciertas competencias motoras y cognitivas”.

Beneficios del Baby Led Weaning (BLW)

  • Facilita que la alimentación sea a demanda de las necesidades del niño, y que no le forcemos a comer.
  • El niño adquiere un rol más activo, regula mejor las cantidades de alimento que ingiere y desarrolla mejor la sensación de saciedad, lo que ayuda a prevenir la obesidad.
  • Puede fomentar una mayor aceptación de los alimentos normales de la familia, con su variedad de texturas y sabores, y promueve hábitos saludables desde el principio, además de estimular el desarrollo psicomotor del niño.

El invento no es nuevo. De hecho, se supone que así se ha alimentado siempre a los bebés hasta que llegó la “moda” de introducir los alimentos triturados en papilla en su dieta. Los niños se sentaban a la mesa en el regazo de sus madres e iban probando trocitos de la comida de sus familias. En otros países de nuestro entorno, como Irlanda, este sistema es el habitual, y en España cada vez hay más pediatras que lo promueven.

¿Cómo se hace?

Uno de los documentos de referencia más consultados para implementar el BLW es el folleto de Starting to Spoonfeed Your Baby, elaborado por el Ministerio de Sanidad de Irlanda. Además de explicar que no está indicado antes del sexto mes de vida, incluye consejos como estos:

  • Los alimentos más adecuados para empezar son aquellos blandos, que se pueden manipular con la mano y se aplastan fácilmente con la lengua contra el paladar: guisantes y legumbres, carne sin grasa, patata hervida aplastada, arroz, fruta, huevos bien cocidos, yogur, quesos pasteurizados… Conviene prestar especial atención a los ricos en hierro
  • Hay que evitar, por el riesgo de atragantamiento que comportan, alimentos como los frutos secos, la zanahoria cruda, los frutos con hueso o las semillas.
  • Cuando se está cocinando la comida familiar, es necesario separar la comida del bebé antes de echar sal, especias o alimentos demasiado fuertes.