¿Afecta a tu calidad de vida el tener un bebé? » LetsFamily
embarazo
¿Afecta a tu calidad de vida el tener un bebé?

¿Afecta a tu calidad de vida el tener un bebé?

El orden de prioridades pasa a ser otro, tus rutinas son distintas, ves las cosas de un modo diferente… Pero, ¿significa eso que pierdes calidad de vida? ¿O solo que el día a día cambia sin que por ello disfrutes menos que antes? Hay opiniones de todo color, pero la mayoría de madres opinan que aunque su vida es ahora muy diferente, no la cambiarían por nada del mundo. Y estas son las razones.

 

1. Vida ordenada:

Sí, es cierto que ahora no puedes dejar de mirar el reloj. Toca comer a determinada hora, dormir a otra, el baño antes de acostarse… Sin embargo, eso no te hará perder calidad de vida. Más bien al contrario: cuando tenemos una vida ordenada, nuestro organismo funciona mejor. Por eso, aunque estés cansada, podrás con el ritmo del día a día a pesar de que pensaras que no serías capaz.

 

2.  Cambios en la relación con tu pareja:

La relación con la pareja cambia, pero no tiene por qué ser a peor.  Seguramente ya no tendréis tantos momentos a solas de verdad, pero conoceréis facetas el uno del otro que ni sospechabais. Para muchos, ver a la otra persona en su rol de padre o madre es redescubrirlo, y casi siempre hay gratas sorpresas.

Asistir a la devoción con que tu pareja se dedica a tu hijo siempre saca una mirada de orgullo, y es que reafirmarse en que hemos elegido a una persona estupenda para formar una familia siempre resulta satisfactorio. Eso no quiere decir que no vaya a haber problemas, incluso es posible que la relación acabe rompiéndose. Pero junto habéis traído al mundo a un hijo, y eso es algo tan especial que aunque algún día desaparezca el amor, seguramente el cariño seguirá existiendo.

 

3. Tiempo de ocio:

El ocio es diferente pero jamás te aburrirás. Para la mayoría de madres, tener un bebé significa que se acabaron las cenas seguidas de noches eternas con los amigos, los planes improvisados que no requieren más que una mochila y cualquier actividad que suponga pasar fuera de casa más de un par de días. Al menos, hasta que el bebé crezca. Pero, ¿significa eso que ya no tendrás ocio? La respuesta es que claro que lo tendrás, solo que será distinto. Y desde luego, aburrirte no te aburrirás.  

Tu nuevo compañero de batallas hará que disfrutes a lo grande, solo que en vez de en una fiesta hasta las tantas lo harás en casa, en el parque o en un viaje donde no se separará de ti. Puede que a veces te saque de quicio, pero en cuanto suelte una de sus sonrisas te convencerás de que no podías haber encontrado mejor pareja de ocio.

 

4. Momentos para ti misma

Los momentos para ti serán… más cortos, pero más intensos. El tiempo para una misma, cuando acabas de ser madre parece que se reduce al mínimo, y contra eso hay poco que hacer. Ocuparse de otra persona, que es dependiente de ti, lleva mucho tiempo. Pero lo cierto es que los escasos momentos que tengas los disfrutarás con tal intensidad que te sabrán a mucho.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: