¡Ayuda! Mi bebé no coge peso » LetsFamily

¡Ayuda! Mi bebé no coge peso

¿Por qué pesa menos que al nacer?

Tal vez ya lo sepas: todos los bebés pierden peso después del nacimiento. Esto es absolutamente normal y esperado, ya que al nacer se encuentran hinchados y los primeros días pierden ese líquido que estaban reteniendo. Además, la leche materna tarda en bajar unos dos o tres días. Mientras tanto, los bebés que son amamantados reciben calostro, que es un líquido transparente que les aporta defensas, y todas las vitaminas y minerales necesarias para estos primeros días.

Entonces, si tu bebé tiene pocos días de nacido y te preocupa que su peso de alta sea inferior al peso que tenía al nacer, debes saber que no hay por qué alarmarse siempre y cuando la diferencia no sea mayor al 10 por ciento. En un par de semanas su peso se recuperará y comenzará a subir.

¿Cuánto deberían aumentar los bebés?

Lo que un bebé aumenta depende de varios factores. Por un lado, de su edad, ya que los bebés no cogen peso al mismo ritmo cuando tienen 2 meses, cuando tienen 5 que cuando tienen 11. Por otro lado, lo que los pediatras observan es la curva de crecimiento, que ubica a los bebés en determinado percentil. Un bebé pequeño, de percentil 20, aumentará menos de peso que uno de percentil 50. Sin embargo, siempre y cuando el aumento sea relativamente constante, ambos bebés estarán creciendo perfectamente bien, cada uno de acuerdo a lo esperado.

Cuándo preocuparse y cuándo no

El aumento de peso en los bebés no es estable, sino que hay picos de mayor crecimiento y otros períodos donde este parece estancarse. Lo que puede llamarle la atención al pediatra es que note una disminución drástica del percentil o que el peso esté un 20 por ciento o más bajo relativo a lo esperado para la altura del bebé. En ese caso habrá que encontrar la causa.

Por otro lado, si tiene un buen estado de salud general, se muestra activo y feliz, si moja más de cinco pañales al día y hace deposiciones al menos una vez cada 48 horas, lo más probable es que se esté alimentando correctamente y que no haya ningún problema.

Causas por las que podría no aumentar de peso

Hay muchos motivos para que el peso del bebé se estanque: alguna infección como otitis o faringitis, una congestión nasal fuerte que lo haga comer menos, que sufra de alergias alimenticias o de reflujo. También puede ocurrir que padezca de alguna enfermedad crónica, pero esto es más infrecuente. De cualquier manera, deberá evaluarlo el pediatra.