Baby Led Weaning o BLW mixto, ¿qué es y qué ventajas tiene? » LetsFamily
embarazo
Baby Led Weaning o BLW mixto, ¿qué es y qué ventajas tiene?

Baby Led Weaning o BLW mixto, ¿qué es y qué ventajas tiene?

¿En qué consiste?

Los bebés aprenden a comer a la vez sólidos y papilla. Dependiendo de la hora del día o de la comida que le vayamos a dar, se elige una preparación o otra. Por ejemplo, un bebé de un año podría desayunar papilla de cereales, después tomar fruta en trozos a media mañana, arroz con pescado a medio día y verdura chafada con el tenedor antes de ir a dormir.

¿Qué ventajas tiene?

  • Es muy cómodo: Hay días que tenemos todo el tiempo del mundo para que el bebé experimente con la comida, pero otros en los que vamos fatal y necesitamos que el peque coma rápido o nos pilla la hora de la cena en la calle. Si nuestro bebé no come papillas no vamos a poder recurrir a darle un potito en cualquier lugar.
  • Da menos “respeto”: Algunos papás tienen reparos a la hora de practicar BLW porque piensan que hay más riesgo de atragantamiento (en realidad esto es solo una percepción, puesto que los estudios dicen que es el mismo). Esta opción intermedia serviría para tranquilizar a los papás más aprensivos.
  • En casa y en la calle: Hay familias que en casa practican BLW, pero no en la guardería o cuando se quedan a cargo de la abuela. Los bebés son muy listos y en seguida aprenden cómo se come en cada sitio.
  • Es lógico: Si los mayores también comemos purés y sopas, ¿por qué a los niños hay que enseñarles solamente con sólidos? Este es el argumento de muchos papás a la hora de elegir este tipo de alimentación para los bebés.
  • Menos estrés si no comen: Con el BLW te puedes encontrar con que tu hijo espurrea la comida por todas partes, la chupa, juega, y todo eso está genial, pero comer no ha comido mucho y esto es motivo de preocupación para los papás. Si le damos una papilla al día nos aseguramos de que algo ha comido y así podemos dejarle experimentar tranquilamente el resto del tiempo.

¿Y los inconvenientes?

Pues inconveniente en sí mismo no tendría ninguno, pero sí que hay que tener ciertas precauciones a la hora de ponerlo en práctica:

  • Papillas y trozos a la vez: BLW mixto no significa que empiezo a darle al bebé papillas a los seis meses y, cuando tiene diez le empiezo a dar sólidos y pretendo que lo gestione perfectamente. Así, lógicamente hay riesgo de atragantamiento. Hay que empezar a los seis meses con las dos cosas. Papillas y sólidos a la vez (papilla en una comida y sólidos en otra, papilla de comer y sólidos de postre o, por ejemplo, dándole un puré y trocitos de pan para que vaya mojando).
  • No meterle la cuchara en la boca: Una de las bases del BLW es que el bebé come por sí mismo, llevándose la comida a la boca con sus propias manos. Cuando toque papilla, deja que sea él el que coja la cuchara o ayúdale, pero siempre respetando sus ritmos. Si no, no estaríamos hablando de BLW.

 

Por último, añadir que tanto si le damos trocitos como si son purés, lo más importante es respetar el apetito del bebé y no obligarle o insistir para que coma más de lo que desea. Así, solo conseguiremos alterar su equilibrio de hambre/ saciedad, lo que puede dar lugar a enfermedades como la obesidad en el futuro.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo: