Bebés nacidos por gestación subrogada varados en Ucrania por la pandemia » LetsFamily
bebés gestación subrogada Ucrania

Bebés nacidos por gestación subrogada varados en Ucrania por la pandemia

La crisis del coronavirus nos está dejando imágenes y noticias inusuales. Hace unos días nos encontrábamos en las páginas de algunos periódicos, como El País o La Vanguardia, la noticia del caso de bebés nacidos por gestación subrogada que se encuentran varados en Ucrania por la pandemia.

La imagen que acompaña la noticia en los distintos medios sorprende por lo insólito de la misma. En dichas imágenes vemos a decenas de niños en sus cunas en una habitación de un hotel de Ucrania. Se tratan de bebés nacidos por gestación subrogada de una clínica ucraniana que se dedica a esta actividad. Estos bebés se encuentran “atrapados” en Ucrania por el confinamiento en el que permanece el país, ya que Ucrania cerró sus fronteras debido a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Los padres de estos bebés están a la espera de que se abran las fronteras y se levante el confinamiento para poder entrar en el país.

¿Qué es la maternidad subrogada?

Se la conoce con varios nombres como “gestación subrogada”, “maternidad subrogada” o “vientres de alquiler”. La maternidad subrogada es el procedimiento por el cual una mujer está embarazada y da a luz a un bebé que pertenece genética y legalmente a otros padres. Existen varios tipos de gestación subrogada. Se trata de una práctica que es legal en algunos países (como Ucrania), mientras que en otros está prohibida (como en España).

El caso de los bebés varados en Ucrania

En las imágenes que muestran los distintos medios de comunicación vemos filas de bebés perfectamente ordenadas en una habitación de un hotel de Kiev. En estos momentos hay unos 100 bebés “atrapados” en Ucrania a la espera de que se levante el confinamiento y sus padres puedan acceder al país.

Se tratan de niños nacidos mediante gestación subrogada en clínicas que se dedican a esta actividad. Los padres de estos niños residen en países extranjeros (entre ellos España) y no tienen permitida la entrada en Ucrania por motivos sanitarios. El confinamiento al que se encuentra sometida Ucrania por la pandemia impide que se pueda acceder al país hasta que no se levante esta medida extraordinaria.

La “gestación subrogada” está prohibida en muchos países. Sin embargo, en Ucrania esta práctica está permitida y sus costes son mucho más baratos que en otros países como Estados Unidos. De esta manera, muchas parejas que tienen problemas de infertilidad y no pueden tener hijos encuentran en esta práctica una alternativa.

En estos momentos, los trámites que hay que realizar para poder viajar y entrar en Ucrania son complicados y laboriosos. Además, al cierre de fronteras de Ucrania se une que algunos países no permiten la salida de vuelos internacionales. Todo esto no hace sino aumentar la angustia de unos padres que están ansiosos por saber cuándo llegará la vuelta a la normalidad que les permita entrar en Ucrania y encontrarse con sus hijos.

Mientras tanto, siguen naciendo bebés en Ucrania mediante gestación subrogada que se encuentran al cuidado del personal de las empresas dedicadas a esta práctica. Aunque parece que los bebés están bien cuidados, el tiempo pasa y los pequeños necesitan el amor y los abrazos de sus padres.

 

Debate sobre la gestación subrogada

Como era de esperar, la noticia ha abierto el debate sobre la gestación subrogada y los dilemas éticos que encierra esta práctica.

Las imágenes han llamado la atención dentro y fuera de las fronteras ucranianas. Muchos se preocupan por la situación de unos niños que se van “almacenando” en las habitaciones de hoteles a la espera de la llegada de los padres. De hecho, la defensora de los derechos de los niños de Ucrania considera vergonzosa la situación de los pequeños.

Otra de las cuestiones que preocupan son las situaciones de vulnerabilidad en las que quedan estos niños cuando suceden situaciones excepcionales (no sólo como ha sucedido en esta ocasión, debido a escenarios extraordinariamente raros como el cierre de fronteras, sino también en otros casos bien distintos como en un posible rechazo del bebé por parte de los padres).

Por último, hay que prestar atención a cómo afecta psicológicamente a las madres gestantes la práctica de la gestación subrogada, así como la posibilidad de que aparezcan en ellas depresiones posparto. En ciertos países como en la India, la gestación subrogada ha sido abolida en los últimos tiempos porque supone en algunos casos una explotación de mujeres (muchas de ellas de bajo nivel económico y cultural) que encuentran en esta práctica una salida a su situación y que a veces son estigmatizadas por la sociedad.