Bebés prematuros, los grandes supervivientes | LetsFamily
embarazo

Bebés prematuros, los grandes supervivientes

Estos grandísimos pesos pluma dan lecciones de supervivencia cada día, en los hospitales de toda España. Y la mayoría de ellos llegarán a crecer sin que nada les recuerde que decidieron adelantar varias semanas su llegada al mundo. Incluso los grandes prematuros, que nacen con menos de 1500 gramos de peso, tienen muchas posibilidades de sobrevivir.

Cada año se registran 15 millones de nacimientos prematuros en el mundo según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Muchos de ellos en África y Asia, pero también Europa está acogiendo cada vez más nacimientos de bebés prematuros. En España, 1 de cada 13 nacimientos ocurridos en 2012 correspondió a un parto prematuro. No todos ellos necesitarán los mismos cuidados, ya que dependiendo de la semana de gestación el desarrollo del bebé será diferente. Pero para los padres que pasarán varias semanas junto a su bebé en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, los especialistas recomiendan seguir algunos consejos:

 

  • Preguntar cualquier duda. Los órganos del bebé pueden encontrarse en un estado de inmadurez que requiera que distintos profesionales vigilen al recién nacido y le hagan diferentes pruebas. Es la mejor señal de que todos están haciendo lo posible para ayudarle a salir adelante, pero ver tantos profesionales diferentes puede alarmar un poco. Sin embargo, su cometido es asegurarse de que todo marcha bien, y si tenéis dudas, lo mejor es despejarlas y preguntar todo lo que no entendáis.
  • Cuidados. El personal sanitario os explicará que los bebés prematuros necesitan de ciertos cuidados específicos, como cambios de postura, para los que ellos están allí. Pero seguramente vosotros también podáis participar de tareas sencillas como estas, y al bebé le vendrá muy bien notar vuestro cariño. También os explicarán que es imprescindible evitar las infecciones, para lo que se deben seguir una serie de normas muy sencillas: lavarse las manos antes de entrar en contacto con el bebé, usar mascarilla si estáis enfermos…
  • La importancia del método canguro. Se ha comprobado que el contacto piel con piel es un medio muy eficaz para que el recién nacido se desarrolle. Además de crear un vínculo entre los padres y el bebé, el calor y el cariño que se transmiten ayudan al bebé.
  • Lactancia materna. Es el mejor alimento para el prematuro, ya que puede reforzar su sistema inmonológico y evitar problemas frecuentes en los bebés nacidos antes de tiempo. Por eso, si no es posible alimentarlo con la leche de la madre en la mayoría de los centros se recurre a bancos de leche.
  • Centrarse en el presente. La mayoría de padres de bebés prematuros aseguran que les ayudó centrarse en el presente, en los logros de cada día, viendo cómo el recién nacido ha logrado superar un día más, lo que significa que ha ganado un día de desarrollo. Pensar en positivo siempre es la mejor opción.