Cambiar correctamente el pañal

letsfamily -
05/07/2022 - Tiempo de lectura 4 mins
cuando cambiar la talla del panal

Este artículo trata de:

Cambiar el pañal
Cuándo cambiar de talla

Uno de los objetos imprescindibles y que no puede faltar cuando nace el bebé son los pañales. Antes de que nazca el bebé, el manejo del pañal es una cuestión teórica, cuando nace el bebé pasa a ser una cuestión práctica y, con el paso del tiempo, se convierte en una rutina. Te contamos no solo cómo cambiar el pañal correctamente, sino también cuándo hay que cambiar la talla del pañal, y convertirte en un experto en el arte del cambio de pañal.

7 Consejos para cambiar el pañal correctamente

  • Cuando veas que hay que cambiar el pañal, tumba a tu hijo, abre las tiras laterales del pañal y levanta las piernas de tu bebé con suavidad, presionando con las manos o antebrazo por debajo de la corva de tú bebé (por favor, no eleves las piernas del bebé por los pies).
  • Para limpiar, se aconseja agua limpia. Utiliza para ello una manopla (¡las esponjas se caen de las manos con demasiada facilidad!). Sumerge la manopla en agua templada (si el cambio de pañal no es en el cuarto de baño, recomendamos que utilices una palangana) y limpia suavemente de adelante hacia atrás. La manopla la podrás aclarar cuando termines de cambiar el pañal debajo del agua y a continuación añadirla a la colada del programa de 60ºC de la lavadora.
  • Considera en este proceso no sólo la zona genital, sino también limpia la zona extensa que va desde la ingle hasta el coxis, es decir, toda la zona que abarca el pañal. Gira la manopla para depurar los restos.
  • Después de que todo quede limpio, tienes que secar con una toalla a tu bebé. Entonces es cuando tiras el pañal. En caso de que el cubo para pañales sucios no estuviese al lado del cambiador, no lo tires hasta que tu bebé esté vestido y lo tengas entre los brazos.
  • Para el cambio de pañales fuera de casa, se recomiendan las toallitas húmedas sin perfumes ni alcohol. Por supuesto que éstas también las puedes utilizar en casa.
  • Es recomendable utilizar un producto emoliente con efecto barrera que imite la función protectora de la piel, para evitar problemas como la dermatitis del pañal, bastante frecuente en los bebés de 6-9 meses.
  • Y una cosa más: ¡Nunca dejes a tu hijo solo en el cambiador! Es muy importante prevenir una posible caída del bebé durante el cambiado ya que, aunque no lo creas, tu hijo es más rápido de lo que te imaginas y perdiéndole tan sólo un instante de vista, se puede producir un accidente grave.

Cuándo cambiar la talla de pañal

Puede que sepamos perfectamente cómo cambiar el pañal del bebé, sin embargo, no siempre sabemos reconocer las señales que nos indican cuándo tenemos que cambiar de talla de pañal. A continuación te damos algunas pistas para que puedas saber cuándo cambiar de talla de pañal.

¡Las primeras tallas duran muy poco!

Si es tu primer bebé, tal vez te sorprenda saber que con solo algunas semanas debes cambiar la talla de los pañales. Esto es normal, y se debe al vertiginoso crecimiento de los primeros meses. ¡Un bebé de seis meses normalmente duplica el peso que tenía al nacer! Por eso, lo mejor es no comprar una gran cantidad de pañales para recién nacido, pues esta talla dura muy poco. También es probable que, si tu bebé es de tamaño grande para su edad, pase de los pañales de tamaño pequeño a los de tamaño medio antes de lo que crees.

Indicaciones del fabricante

Presta atención al peso indicado para cada talla de pañal. Si tu bebé está en el extremo inferior de la talla siguiente a la que usa, ya puedes cambiarla. Es fácil conocer el peso de tu bebé en los primeros meses, pues las revisiones con el pediatra son muy frecuentes. El problema es que si tu bebé ya ha cumplido un año y el pediatra lo pesa una vez cada tres o seis meses, tal vez no sepas exactamente cuánto pesa y tendrás que guiarte por otras señales.

El pañal que no cumple su función

A cualquiera le puede pasar que un pañal se filtre. Es molesto pero no necesariamente indica que el pañal le queda pequeño al bebé. Puede haber estado mal colocado, o puede que la posición del bebé en el momento de hacer sus necesidades ocasionara el desborde (por ejemplo, si iba sentado en el cochecito). Sin embargo, cuando las filtraciones son muy frecuentes, lo más probable es que el bebé esté utilizando una talla de pañal que ya le viene pequeña.

Cómo saber si le queda pequeño el pañal: señales que te dan una pista

Observa bien a tu bebé con el pañal puesto para saber cuándo cambiar la talla. ¿No le cubre del todo el culete? ¿Le llega a la cadera en lugar de al ombligo? ¿Debes estirar demasiado las tirillas del pañal para que cierre? Es momento de comprar una talla más grande. De la misma manera, si el pañal aprieta la cintura del bebé, si le deja marcas rojas en la barriguita o en la entrepierna, esto significa que está demasiado apretado y que tu pequeño ya está incómodo con esa talla.

Te enviamos a tu domicilio una CANASTILLA PARA TU BEBÉ con muestras de las primeras marcas ¡GRATIS!

¡LA QUIERO!

¿Te ha gustado el artículo?

Índice de contenidos