Cómo ayudar a tu bebé a superar la ansiedad por separación » LetsFamily
embarazo
Cómo ayudar a tu bebé a superar la ansiedad por separación

Cómo ayudar a tu bebé a superar la ansiedad por separación

Miedo a los extraños, ansiedad por separación, angustia de los 8 meses… existen muchas maneras de nombrar esta etapa del desarrollo de los bebés en la cual se dan cuenta de que la mamá y él son dos personas separadas, y de que la persona para la cual dependen en todo (desde la alimentación y el abrigo hasta el consuelo y el afecto) puede desaparecer de un momento a otro. Si bien sabes que esta crisis es normal, y que el niño debe atravesarla para crecer y desarrollarse como una persona autónoma, a nadie le gusta ver sufrir a su hijo. ¿Qué cosas podemos hacer para ayudar al bebé a sobrellevar su angustia?

Dile la verdad

Nos resulta difícil pensar que los bebés que aún no hablan comprendan las cosas que les decimos, pero lo cierto es que tu bebé te entiende más de lo que crees. Por eso, si debes ausentarte es preferible que se lo expliques de antemano: quién lo cuidará, a qué cosas podrán jugar en tu ausencia, cuándo regresarás (a la hora del biberón, a la hora del baño, cuando despierte de su siesta, etc.). Cuando debas irte, despídete de tu bebé con un beso y hazle adiós con la mano. Seguramente llorará un poco, pero pronto se consolará. Mucho peor es escabullirte a escondidas, con lo cual le refuerzas la creencia errónea de que en cualquier momento puedes desaparecer.

No lo dejes llorar de noche

Si tu bebé ha vuelto a despertarse por las noches y a reclamar tu presencia con llantos o gritos, no esperes que se canse de llorar y que vuelva a dormirse. Refuerza su seguridad yendo a verlo, acariciándolo suavemente (en lo posible no lo levantes) y ayudándolo a volver a dormirse. Para que un bebé o un niño pequeño descansen bien por las noches, lo fundamental es hacerlos sentirse seguros.

El juego del escondite

Una buena manera de ayudar a tu bebé a procesar la angustia y a elaborar el hecho de que a veces te ausentas, es jugar con él al escondite. Ocultarte y aparecer, o dejar que sea él quien te descubra, celebrándolo con una carcajada. También puedes jugar a esconder juguetes en una caja, o bajo una manta, frente a los ojos de tu hijo, y dejar que él los encuentre, para que, poco a poco, vaya comprendiendo que los objetos permanecen aunque no pueda verlos todo el tiempo.

Mímalo mucho

Ten paciencia con tu bebé. Abrázalo mucho. Cógelo en brazos. Llénalo de besos. No te hace semejantes escándalos para fastidiarte, lo hace porque te ama y te necesita. Eres para él lo más importante del mundo. Demuéstrale que lo sabes y que te importa.