Cómo elegir el cambiador del bebé » LetsFamily
embarazo

Cómo elegir el cambiador del bebé

Por eso nunca está de más dedicarle unos minutos y hacerlo en una superficie cómoda y preparada para ello siempre que sea posible. Basta con que esa superficie sea estable y se sitúe a la altura adecuada, y todos los cambiadores homologados cumplen esas dos premisas. Pero además, para facilitarnos la labor y que el bebé esté a gusto sobre él, siempre es buena idea que cumpla algunos requisitos:

  • Con bordes más elevados que el resto de la superficie. Si los extremos del cambiador tienen algo más de altura que la superficie central, ganaremos en seguridad. De esa forma  ponemos un pequeño “obstáculo” al bebé en caso de que intente darse la vuelta o rodar, lo que puede traer consigo alguna que otra caída, y desde una altura considerable. Aunque estemos pendientes, medio segundo basta para que el niño gire, y ese tiempo es el que tardamos en coger el pañal, por ejemplo.
  • Con compartimentos para colocar lo necesario para el cambio de pañal. Así tendrás todos los accesorios de aseo a mano, lo que facilita mucho la tarea: pañales, toallitas, esponja, crema…
  • Superficie fácil de limpiar. La mayoría de fabricantes de cambiadores tienen en cuenta que se van a usar mucho – se calcula que un bebé gasta una media de unos 180 pañales al mes-, y por eso las superficies suelen ser resistentes y fáciles de limpiar con un trapo húmedo. Pero nunca está de más comprobarlo antes de comprar.
  • Desmontable. En muchos cambiadores podrás quitar la parte de arriba, sobre la que se tumba el bebé, para lavarla en la lavadora, lo que también hace más sencilla la tarea de la limpieza.
  • Plegable. Dependiendo del sitio que tengas en casa, necesitarás que sea plegable o no. Ten en cuenta que el cambiador ocupa bastante espacio, así que aunque dispongas de una casa grande quizá te convenga poder plegarlo para que no ocupe nada cuando no lo uses.
  • Regulable en altura. No todos los papás y mamás medimos lo mismo, y eso es un inconveniente a la hora de fijar una misma altura para el cambiador. Por eso es buena idea que sea regulable en altura. Así podemos adaptarlo a lo que nos resulte más cómodo.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: