Cómo esterilizar chupetes y biberones correctamente

Gravatar LetsFamily
letsfamily -
02/02/2023 - Tiempo de lectura 3 mins
como esterilizar chupetes y biberones

Este artículo trata de:

Cómo esterilizar biberones y chupetes

No importa si sois padres primerizos o no, seguro que ya sabes que hay que esterilizar chupetes y biberones como medida de higiene para proteger al bebé para que crezca completamente sano.

¿Cuándo esterilizar chupetes y biberones?

Sobre este tema hay diversas opiniones. Hasta los 4 meses sería conveniente lavar bien estos objetos después de cada toma y esterilizar chupetes y biberones diariamente. A partir de los 4 meses, sería importante lavarlos bien después de cada uso con agua y jabón, pero ya no sería necesario esterilizarlos cada día, sino que se deberían esterilizar en los siguientes casos:

  • Son nuevos y vamos a dárselos al bebé
  • Se han caído al suelo
  • Si el agua corriente no está demasiado limpia
  • Si los biberones no se usaron en mucho tiempo
  • Si el bebé está enfermo o tiende a enfermar con frecuencia.
  • Convendría esterilizarlos una vez cada 10 o 15 días

¿Por qué debemos esterilizar estos objetos?

Una de las razones es porque algunos biberones pueden contener materiales que pueden resultar dañinos para la salud del bebé como el Bisfenol. Se trata de un químico que se puede liberar con el calor y se puede disolver muy fácilmente en la leche. Por otro lado, con la esterilización se ayuda al sistema inmunológico del bebé para que pueda desarrollarse correctamente.

Como esterilizar chupetes y biberones

Cómo esterilizar chupetes y biberones

Para esterilizar los biberones y los chupetes no hace falta demasiado esfuerzo, ya que es algo muy fácil.

  • Una de las formas más sencillas es lavar biberones y chupetes con agua caliente y jabón, procurando retirar toda clase de suciedad que pudieran tener. Podemos hacerlo con la mano, pero se recomienda usar un cepillo de cerdas suaves para limpiar en profundidad. Por otro lado, hay que llenar una olla con agua y llevarla a ebullición. Después meteremos los chupetes, biberones y todas sus partes dentro de la olla con el agua hirviendo. Hay que asegurarse de sumergirlo todo correctamente y hay que hervirlo todo durante unos 10 minutos. Tras ello, retiraremos los biberones de la olla, ayudándonos con unas pinzas para no quemarnos y dejarlos boca abajo para que recudan correctamente. Una vez secos, ya estarán correctamente esterilizados.
  • También se pueden meter en una vaporera especial para biberones, aunque actualmente hay muchas otras alternativas que suelen ser muy rápidas, con lo que no necesitaremos perder demasiado tiempo y estaremos asegurándonos de que podemos esterilizar chupetes y biberones correctamente.
  • Actualmente hay propuestas como el esterilizador de biberones para microondas, muy fáciles de usar, aunque siempre hay que seguir las instrucciones del fabricante para que todo quede a la perfección.
  • También están los esterilizadores de biberones eléctricos, los cuales podemos encontrar en tiendas especializadas en puericultura y productos infantiles así como en grandes superficies. Son dispositivos completamente automáticos y cuando el biberón se ha esterilizado se apagan, por lo que podemos dejarlos encendidos cuando nos vamos de casa, a la vuelta ya estará listo.
  • Esterilización en frío: Se trata de introducirlos en agua fría con una sustancia desinfectante. Dejar los biberones, las tetinas y las tapas sumergidos al menos durante una hora y media (fíjate bien en las indicaciones respecto a la cantidad y el tiempo) Finalmente, se aclara el biberón.

Independientemente del tipo de limpieza que utilices, te aconsejamos siempre que retires con un escobillón todos los restos de leche del biberón y de la tetina. Es muy importante tener presente en todo momento la importancia que tiene la esterilización a la hora de alimentar al bebé, debemos apostar por su salud y no dejar de lado nunca esta costumbre.

Te enviamos a tu domicilio una CANASTILLA PARA TU BEBÉ con muestras de las primeras marcas ¡GRATIS!

¡LA QUIERO!

¿Te ha gustado el artículo?

Índice de contenidos